DS 5

La propuesta más familiar y original de la gama DS

DS5

Tras desvincularse por completo de Citroën y erigirse como una nueva marca, DS comenzó una renovación de su gama de productos que les llevaría, primero, al lanzamiento de un nuevo DS 5, que parte como la renovación del producto que hasta hace poco conocíamos como Citroën DS 5. Esa renovación llevaría al DS 5 ha adoptar una nueva estética, a aumentar su equipamiento, a diferenciarse aún más del resto de la gama Citroën y a apostar por una imagen aún más refinada y original. Como hasta ahora, el DS 5 seguirá contando con una alternativa híbrida y diésel, denominada DS 5 Hybrid.

Cuando se presentó por primera vez el DS 5, allá por el año 2011, la marca francesa aspiraba a hacerse un sitio entre las berlinas premium. Sin ningún tapujo, y sin complejos, el DS 5 se presentaba como una alternativa, diferente, a productos como el Audi A4 o el BMW Serie 3.

Nuevo DS 5
Menos Citroën, más DS
DS Performance Lines
Nueva línea de acabado y equipamiento para la gama DS
DS 5 THP 210
La versión más potente del DS 5.

¿Qué es el DS 5?

Para entender la filosofía del DS 5 deberíamos comenzar hablando de su silueta, y sus dimensiones. El DS 5 es un vehículo de dimensiones compactas y con portón trasero, muy diferente del sedán de tres cuerpos que encontramos en las marcas premium alemanas. Pero es también más largo que un compacto al uso, unos 20 centímetros con respecto a un Citroën C4, por poner un ejemplo.

La idea del DS 5 es la de ofrecer un coche con proporciones de compacto, con todo lo que significa en términos prácticos, como manejo en la urbe, o facilidad de carga del maletero gracias a su portón. Pero también busca la virtud de ser un coche espacioso y cómodo en términos generales, lo cual logra gracias a unas plazas traseras cómodas y un maletero suficientemente amplio y accesible. Y como no podía ser menos, gozar de un diseño distinguido, un equipamiento completo, y unos acabados de calidad.

¿Qué hay de nuevo en el DS 5?

Desde el año 2015 se comercializa una versión remozada del DS 5, que a nivel estético se diferencia, sobre todo, por una gran parrilla frontal, que se extiende hacia los faros - de nueva factura - y en la que el emblema DS está más presente que nunca. Destaca la ausencia de referencias a Citroën, pero se preserva la originalidad de su estética, con una carrocería de estilo monovolumen y líneas muy marcadas, como la que arranca en los faros, para culminar en el pilar A, que lo diferencian significativamente respecto a cualquier otro producto del mercado.

En esta renovación, el DS 5 se desvinculó de Citroën, pero también recibió nuevos faros Smartbeam, que combinan LED y Xenon, nuevos juegos de llantas, y una nueva gama de acabados y líneas de diseño y equipamiento.

El DS5 es un modelo con un diseño muy particular y original

El DS 5 es un coche amplio, aunque el aprovechamiento del espacio, para sus dimensiones, podría ser mejorable. Pero sobre todo es un coche cómodo, especialmente en carretera. El modelo más distinguido de DS en Europa cuenta con acabados de calidad, un diseño interior y exterior muy vistoso, y unos aislamientos y una puesta a punto que ha sido concebida precisamente para lograr el máximo confort.

El DS 5, un coche de inspiración aeronáutica

Para el diseño de su habitáculo, DS asegura que se tomó inspiración en la aeronáutica. De esta forma, nos encontramos con un salpicadero que goza de un diseño muy enfocado en el conductor y que delimita perfectamente el espacio del conductor y su acompañante, separados por una gran consola central. En esta misma consola central nos encontramos con detalles como una botonera compuestas por botones de tipo tirador, parecidos a los que encontraríamos en la cabina de un avión.

El detalle más llamativo lo encontramos, probablemente, en el diseño de su techo panorámico acristalado. El diseño de este techo, que en realidad no se basa en una gran pieza acristalada, sino en tres, separadas por una consola central en la que también nos encontramos con una nueva botonera, se inspiró en el diseño de la cabina acristalada de un caza de combate.

El interior del DS 5 goza de inspiración aeronáutica

Más tecnología para el DS 5

Afianzando aún más el diseño diferenciado del DS 5, y su estética vanguardista, en esta última actualización su equipamiento aumentó, y se perfeccionó. De esta forma nos encontramos con un equipo de entretenimiento, que aunque sigue integrado en la misma posición se ha ganado una pantalla táctil más generosa que le permite prescindir de un total de 12 botones que hasta ahora sí eran necesarios. Este sistema de entretenimiento ya incluye la tecnología New Mirror Screen, que permite replicar la pantalla de nuestro smartphone en la pantalla táctil del salpicadero.

Para el confort de los pasajeros, está disponible con asientos que, al escoger tapizado de piel, se han inspirado en la correa de un reloj. Estos asientos pueden disponer de reglajes eléctricos, memoria e incluso función de masaje. El DS 5 también puede gozar de acceso y arranque sin llaves, retrovisores exteriores térmicos, iluminación ambiental LED, equipo de sonido de alta fidelidad DENON y retrovisor interior electrocromático.

Las ayudas a la conducción del DS 5

El DS 5 también viene equipado con todo un despliegue de sistemas y ayudas a la conducción, muchos de los cuales estarán disponibles desde el modelo más básico. Hablamos de un sistema de ayuda de arranque en pendientes, cámara de marcha atrás, Head-Up Display, alerta de cambio involuntario de carril y vigilancia del ángulo muerto.

Los motores del DS 5

La gama de motores del DS 5 se articula en torno a dos alternativas de gasolina, cuatro alternativas diésel, y una alternativa más que, además de híbrida, ofrece una combinación atípica en el mercado, la del motor eléctrico y el motor diésel.

Los motores de gasolina disponibles en el DS 5 son ambos turboalimentados, un THP de 165 CV con cambio automático EAT6 y un THP de 210 CV con cambio manual de 6 relaciones. En cuanto a los diésel, nos encontramos con un BlueHDi de 120 CV disponible con cambio automático EAT6 y cambio manual, en ambos casos con seis relaciones de cambio, un BlueHDi de 150 CV manual y un BlueHDi de 180 CV de potencia.

El motor híbrido diésel del DS 5 Hybrid se compone de un motor eléctrico y un motor diésel que en modo combinado entregan 200 CV de potencia, y entre los que intermedia, por supuesto, un cambio automático.

El DS 5 está disponible con una mecánica híbrida diésel, el DS 5 Hybrid

El DS 5 Hybrid: un híbrido diésel

La propuesta híbrida de PSA Peugeot Citroën es atípica, por haber recurrido en los últimos años a la combinación del híbrido diésel. En los próximos años apostarán, como otros fabricantes, por híbridos de gasolina, e híbridos enchufables de gasolina. Con lo cual, el DS 5 Hybrid será uno de los últimos productos del grupo en mantener su mecánica híbrida diésel.

La filosofía que persigue es la de alcanzar el mínimo consumo posible en un diésel, homologando 3,5 litros/100 kilómetros, y unas emisiones de 90 g/km, que en la práctica serán superiores. Nuestros consumos generalmente han estado más cerca de los 5 litros/100 kilómetros, e incluso por encima, que de esta cifra.

Aún así, el DS 5 Hybrid es una propuesta interesante por sus prestaciones, por 200 CV en modo combinado que hacen de este un coche ágil en carretera. También ayuda el hecho de que el sistema híbrido del DS 5 Hybrid ofrezca una suerte de tracción a las cuatro ruedas, en el que el motor térmico, y diésel, empuja en el tren delantero, mientras que el sistema eléctrico hace lo propio en el tren trasero para traccionar con mayor efectividad sobre el asfalto.

Solicita tu oferta desde 24.580 €