1 de julio de 2015 actualizado a las 14:30
DS 5
Solicita tu oferta desde 24.300 €

Citroën da la bienvenida al tercer modelo de la gama de vehículos DS, en este caso un monovolumen. El objetivo del Citroën DS5 es el de convertirse en el vehículo familiar, lujoso, refinado y avanzado tecnológicamente de la marca del chevrón. Este modelo se situará por encima de los DS3 y DS4 de los cuales ha heredado algunos rasgos estéticos.

La idea de Citroën de lanzar un monovolumen de estas características viene de lejos. Ya en 2005 nos adelantaban el futurista C-SportLounge, el prototipo en el que verdaderamente se ha basado el nuevo Citroën DS5. Para comprobarlo basta fijarse en la silueta o en los perfiles del capó y el pilar A con un característico cromado en forma de boomerang.

Su aspecto musculoso o la ligera caída del techo detrás terminando en un pequeño spoiler en el portón trasero pretenden acentuar su deportividad. La trasera por su parte también es bastante llamativa con pilotos posteriores iluminados por LED, el gigantesco parachoques que le confiere aspecto de SUV o el pequeño difusor con dos salidas de escape trapezoidales.

Otro aspecto en el que tendremos que juzgar el Citroën DS5 será en el de la practicidad. Y al menos para un vehículo monovolumen que pretende presumir por su espacio de carga, no parece demasiado práctico un portón tan pequeño y tan alto que complique en exceso la carga de objetos pesados en el maletero. De hecho técnicamente Citroën define a su nuevo modelo como un cuatro puertas con cinco plazas reales para cinco adultos.


Continuar leyendo
Diariomotor