carrocería SUV Mediano
puertas 5
plazas 5
maletero 589 l
potencia 120 - 160 CV
consumo 4,4 - 7,7 l/100km
valoración

El Honda CR-V es el SUV más grande de Honda, un superventas que milita en el poblado segmento de los Nissan Qashqai, Kia Sportage, Peugeot 3008, Volkswagen Tiguan o Ford Kuga, por citar sólo algunos ejemplos de rivales directos. Dentro de esta categoría, se sitúa en la zona más alta por precios y por tamaño.

Gama de motores del Honda CR-V

La gama de motores del Honda CR-V se reduce a un bloque 1.6 i-DTEC en versiones de 120 cv (turbo) o 160 cv (biturbo) diésel y un motor 2.0 i-VTEC de 155 cv de gasolina.

La motorización diésel más pequeña es también la más vendida, gracias a su entrega de potencia suave y lineal y a unos consumos de récord para un coche tan grande. Su potencia es suficiente para mover el coche con cierta soltura y pocos conductores echarán en falta más caballería para desplazamientos familiares, aunque lógicamente carece de pretensiones deportivas. El diésel de 120 cv no puede incorporar tracción integral.

Los dos motores más potentes incluyen la tracción 4×4 de serie y pueden combinarse con una caja de cambios automática de 9 velocidades en el caso del diésel y de 5 velocidades en el caso del gasolina.

Consulta aquí la prueba del Honda CR-V 1.6 i-DTEC 160 cv

Niveles de acabado del Honda CR-V

El acabado más básico es el denominado Comfort y puede combinarse únicamente con el motor diésel de 120 cv y tracción delantera. Trae de serie clima bizona, control de crucero y Bluetooth, estando destinado a ser el modelo con un “precio desde”. Si buscamos un coche inmenso por un precio aquilatado, puede ser una opción a considerar.

El siguiente acabado sería el Elegance Plus y el Elegance Plus Navi, que añaden el sensor de lluvia y luces, el sistema de audio e información a bordo HONDA Connect, sensores de aparcamiento delante y detrás, cámara de visión trasera y barras en el techo. El Elegance Plus sigue asociado al motor más pequeño y será necesario subir al Elegance Plus Navi para añadir navegador y optar a los dos motores más potentes, que tambén van a asociados a la tracción 4×4.

Los siguientes acabados serían el Lifestyle Navi (tapicería en Alcántara y piel), el Executive (tapicería integral en piel, portón eléctrico, techo panorámico, entrada y arranque sin llave) y en la cima de la gama el Executive Sensing, que añade el pack completo de ayudas a la conducción.

Calidades y acabados del Honda CR-V

El Honda CR-V destaca por una construcción especialmente sólida en cada uno de sus elementos interiores (mandos, botones, guarnecidos) y por la sensación de durabilidad que transmite en general. Esta percepción de calidad y solidez no se extiende a los materiales empleados, que podrían calificarse como plásticos de nivel medio en el segmento, tanto en aspecto visual como al tacto.

El sonido de las puertas es bueno y el tacto de los mandos también, aunque el cambio de marchas tiene unos recorridos algo largos que contribuyen a dar la sensación de que conducimos un coche bastante grande. La posición de conducción, muy alta, también contribuye a reforzar la sensación de pequeño autobús.

Lo más destacado del Honda CR-V

El Honda CR-V destaca entre la competencia por la excelencia de sus motores diésel, tanto en rendimiento como en consumos, por una amplitud y versatilidad interior fabulosa (su maletero es de 589 litros) y un sentido profundamente práctico en cada uno de los detalles, que lo convierten en un familiar muy capaz y que nunca se nos quedará pequeño. También es un coche cómodo y silencioso, para viajar sin problemas a larga distancia y con una fiabilidad probablemente mejor que la de sus rivales europeos.

En el lado negativo, cabe destacar por un lado su tacto de conducción y por otro su precio.

El tacto de conducción del CR-V es el de un coche grande y pesado al que le cuesta tomar las curvas y con un balanceo excesivo de la carrocería, consecuencia directa de unas suspensiones totalmente orientadas al confort. El volante no aporta un feedback suficiente para disfrutar conduciendo y, en resumen, podemos decir que su especialidad es circular en línea recta.

Por el lado del precio, a pesar de que está sujeto a ofertas habituales sobre todo en la gama más baja, lo cierto es que parte de unos precios oficiales estratosféricos que, en las versiones altas, nos meterían prácticamente en otro segmento. Es un coche caro.

¿Por qué escoger un Honda CR-V?

Podemos recomendar el Honda CR-V para todos aquellos que valoren por encima de todo un coche muy amplio y cómodo, que les vaya a durar muchos años sin dar problemas (tal vez décadas) y estén dispuestos a invertir un plus de dinero al inicio a cambio de la solidez a largo plazo de Honda.

Los cazadores de ofertas o quienes valoren un tacto de conducción más dinámico y divertido, mejor pueden ir pensando en alguno de sus rivales.

Solicita tu oferta desde 22.900 €

Precios del Honda CR-V proporcionados por quecochemecompro.com

Versiones y precios del Honda CR-V

Tu alternativa Toyota