Hyundai Santa Fe

Desde 33.500 euros

Hyundai Santa Fe
Galería Hyundai Grand Santa Fe, a fondo. Más espacio para un gran SUV con 7 plazas reales

  • hyundai-grand-santa-fe-01
  • hyundai-grand-santa-fe-02
  • hyundai-grand-santa-fe-03
  • hyundai-grand-santa-fe-04
  • hyundai-grand-santa-fe-05
  • hyundai-grand-santa-fe-06
  • hyundai-grand-santa-fe-07
  • hyundai-grand-santa-fe-08
Ha pasado de ser una marca low-cost pura y dura a estar a la altura de las marcas europeas sin el más mínimo complejo

El Hyundai Santa Fe es el tope de la gama todoterreno de la marca coreana. No descubrimos nada nuevo si decimos que Hyundai ha experimentado una mejora exponencial en su cortísima existencia, y ha pasado en los últimos años de ser una marca low-cost pura y dura a estar a la altura de las marcas europeas sin el más mínimo complejo.

Con el nuevo Hyundai Santa Fe se confirma esta tendencia y, a la vista de lo que pudimos apreciar en la brevísima prueba de la gama Hyundai a la que fuimos invitados, lo que más llama la atención es su estética sólida, atractiva y genuinamente europea por los cuatro costados, combinada con un nivel de calidad que nada tiene que envidiar ya a nadie. Comparado con el anterior Santa Fe, el salto es realmente enorme.

Diseño exterior del Hyundai Santa Fe

El Santa Fe se hace grandísimo a la vista. La unidad probada contaba además con siete plazas y un interior muy amplio, que refuerza todavía más la sensación de tamaño generoso. Sin embargo, con sus 4,66m de longitud total apenas es 5 cm más largo que un Audi Q5 o 1 cm más largo que un BMW X3, valgan como referencia dimensional.

En lo que respecta al frontal, me recuerda ligeramente al Honda CR-V, sobre todo por la parrilla de tres barras y la “expresión facial” en general. Visto en directo, sin embargo, el Hyundai tiene algo más de empaque que el Honda, se aprecia más ancho, más voluminoso y me atrevería a decir que da la sensación de ser un coche algo más caro, lo que tiene sentido porque de hecho es más caro. Por supuesto, estas son sensaciones subjetivas y ahí están las fotos para que cada cual saque sus propias conclusiones.


Continuar leyendo