22 de julio de 2016 (*) actualizado a las 15:43

Lamborghini Gallardo

Lamborghini Gallardo
Solicita tu oferta

Vuelve el apellido Superleggera a la gama Lamborghini con el Gallardo LP 570-4 Superleggera y lo hace con el coche más liviano de toda la gama del fabricante de Sant’Agata Bolognese. Ya han pasado tres años desde la introducción del Gallardo Superleggera original y su éxito, vendiendo 618 unidades en un sólo año, ha servido a Lamborghini como detonante para crear este nuevo coche “superligero”, que mejora varios aspectos respecto a su predecesor.

Todas las modificaciones exteriores en este modelo han sido enfocadas a mejorar la aerodinámica, con un fuerte trabajo en el túnel de viento. La nueva defensa delantera con grandes entradas de aire de forma trapezoidal juega un papel crucial en mejorar el flujo de aire al rededor del coche. Si continuamos el recorrido del aire por debajo del coche nos encontraremos con unos bajos lisos, que facilitan el trabajo del difusor trasero, mientras que si vamos por encima del techo acabaremos encontrándonos con un pequeño alerón, que opcionalmente se puede sustituir por uno de gran tamaño.

Si nos introducimos al interior vemos que la fibra de carbono no tiene su logar únicamente en el exterior, sino que ha invadido la cabina también. Tanto los paneles de las puertas, como el túnel de la transmisión, o la palanca de la caja de cambios son ejemplo de elementos que están fabricados en este ligero material compuesto. Para ahorrar peso también se ha usado Alcántara en lugar de piel, aunque no todo son sacrificios, alguno de los pequeños “lujos” de los que dispone este coche aligerado son el climatizador bi-zona y elevalunas eléctricos.

Como ya es costumbre, el nuevo Gallardo incluye en su nombre las siglas LP, que denotan la posición longitudinal posterior del motor, un motor V10 de 5.204 cc que rinde 109.6 CV por litro. Os ahorraré las matemáticas, la potencia total del motor es de 570 CV que se alcanzan cuando gira a 8.000 rpm, la curva de par motor llega a su punto álgido a las 6.500 rpm con 540 Nm.

La caja de cambios elegida es una e-gear, operada a través de las levas en el volante, las transiciones entre las seis relaciones son más rápidas que las que puede realizar un humano. También está presente el sistema launch control, que revoluciona el motor hasta 5.000 vueltas para hacer arrancadas desde parado con gran eficacia y evitar dejar medio juego de neumáticos en cada arrancada en la que le pidamos lo máximo al coche. La distribución de potencia, tras pasar por la transmisión es de 30% para el eje delantero y 70% para el trasero, mientras que la distribución de peso es de 43% delante y 57% detrás.

Para transferir la potencia al asfalto se ha confiado en neumáticos de la serie Pirelli P Zero Corsa, montados sobre llantas de 19 pulgadas y en medidas 235/35 para el eje delantero y 295/30 para el trasero. Los frenos incluidos montan pinzas de aluminio con ocho pistones dentro de las llantas delanteras y de cuatro en las trasera, con unas medidas de los discos de 365 mm y 356 mm respectivamente. El sistema ESP viene de serie y como opción podemos montar frenos cerámicos de carbono con una medida de 380 mm en el eje delantero, que equipan pinzas de seis pistones.


Continuar leyendo