carrocería -
puertas -
plazas -
maletero -
potencia -
consumo -
precio -
valoración
-

El Lexus LFA es el nuevo superdeportivo del fabricante japonés, la división premium del gigante Toyota. Representa una apuesta arriesgada en un segmento muy competitivo y es el primer superdeportivo de Lexus, que hasta ahora tenía en la berlina IS-F su apuesta más alta por las prestaciones. Sus medidas son 4.50 metros de largo, 1.89 metros de ancho y sólo 1.22 metros de altura. Se comenzará a vender en diciembre de 2010 y sólo se fabricarán 500 unidades, a un ritmo de 20 al mes, a un precio de 380.000€.

Su diseño sigue los códigos estilísticos de la casa, las directrices L-finnesse, pero con muchos detalles originales. Las líneas de la carrocería le dan una presencia agresiva, destacada por la longitud del capó, que alberga un propulsor V10 colocado en posición delantera-central. Los faros delanteros, con tecnología bi-xenón, contrastan con las cortantes entradas de aire frontales, en un juego simétrico muy efectista. Una paqueña abertura en el capó y la insignia de Lexus conforman una suerte de calandra.

La atención está en los detalles, los retrovisores dirigen el flujo de aire a las tomas de refigeración traseras, en sí mismas enmarcadas en la ventanilla trasera. Las angulosas ópticas traseras suponen el final de la línea de perfil, pero les roba protagonismo la triple salida de escape trasera. Aunque en algunas fotos no lo veamos hay un spoiler trasero, que se eleva hidráulicamente para incrementar el apoyo aerodinámico a partir de los 80 km/h. Una solución similar la emplean los Audi R8 o los Porsche 911 Carrera.

Un difusor de fibra de carbono atraviesa el coche longitudinalmente, ayudando a mantenerlo estable a altas velocidades. Su coeficiente aerodinámico total es de 0.31, una buena marca conseguida gracias a estudios en el túnel de viento y su perfil en forma de flecha. El color blanco de las imágenes le queda de vicio, el negro mate lo convierte en una máquina amenazadora. A continuación haremos hincapié en los aspectos técnicos del Lexus LFA, por méritos propios todo un purasangre.

Montado en posición central delantera se encuentra el motor denominado 1LR-GUE. Es un 10 cilindros en V de aspiración atmosférica. Emplea la inyección indirecta y tiene un ángulo entre bancadas de 72º, según los ingenieros de Lexus, el óptimo para un funcionamiento suave. Tiene tecnología de alzado variable de válvulas y una relación de compresión muy elevada, 12:1. Con una cilindrada de 4.805 cc entrega 560 CV de potencia a 8.700 rpm, la línea roja está a 9.000 rpm y el corte de inyección a las 9.400 rpm.


Continuar leyendo