Mercedes GLA

Oferta desde 31.050 €

Mercedes GLA
Solicita tu oferta desde 31.050 €

El Mercedes GLA es el SUV compacto de Mercedes. Con una longitud total justo por debajo de los 4,5 m representa una interesante alternativa a los BMW X1, Audi Q3 o Range Rover Evoque.

El Mercedes GLA comparte plataforma y diseño interior con el Mercedes Clase A compacto, el Mercedes CLA y el monovolumen Mercedes Clase B.

También puedes leer nuestra prueba del Mercedes GLA.

Diseño del Mercedes GLA

La actual generación del Mercedes GLA es un lavado de cara presentado en enero de 2017 (ver todas las novedades del Mercedes GLA 2017) con el que Mercedes pretende mantener fresca la imagen del coche en la segunda mitad de su ciclo de vida. En esta revisión también se aprovechó para introducir novedades en motores y equipamientos.

La estética del GLA es la de un Clase A con un guiño aventurero. Sus líneas muy fluidas lo dibujan como un coche dinámico, de aire deportivo, y su altura al suelo le aporta robustez y sensación de seguridad. La mayor altura total también lo hace más amplio que el Clase A del que deriva, especialmente en la altura de las plazas traseras y el volumen del maletero, por lo que podemos considerarlo un familiar compacto capaz de transportar pasajeros y equipaje sin problemas.

Interiormente, el salpicadero del Mercedes GLA es idéntico al de cualquier otro Clase A, con la característica pantalla flotante que tanto ha dado que hablar por su falta de integración en el diseño del conjunto. Otra nota característica de Mercedes es la palanca de cambios en las versiones automáticas, ubicada como un satélite a la derecha del volante y común a toda la gama del fabricante alemán.

Las calidades interiores son correctas, aunque no brillantes, y el coche transmite una buena sensación de solidez general.

Motores del Mercedes GLA

La gama de motores del Mercedes GLA está compuesta por dos motores diésel y cuatro de gasolina. Puedes consultar nuestro post específico sobre la gama del Mercedes GLA.

Por la parte del gasóleo tenemos el GLA 200d, un motor básico con 136 CV, y el GLA 220d con 177 CV de potencia. Ambos comparten el mismo bloque y el mismo consumo medio homologado, cuentan con una buena respuesta y progresividad pero son bastante ruidosos, hasta el punto de estropear bastante la experiencia de conducción. Obviando el sonido, el 200d es suficiente para mover el coche con soltura y el 220d cuenta con un plus de energía que lo hace mucho más adecuado para el perfil del coche.

El GLA 220d puede combinarse con el excelente cambio automático de doble embrague y 7 velocidades denominado 7G-DCT, que penaliza ligeramente los consumos a cambio de una utilización mucho más cómoda, especialmente en ciudad.

La tracción total 4Matic no está disponible en combinación con motores diésel.

Por la parte de gasolina, el Mercedes GLA ofrece hasta 4 motorizaciones entre 122 y 381 CV. El GLA 180 lleva el motor básico de gasolina con 122 CV, le sigue el GLA 200 con 156 CV y el GLA 250 4Matic, con cambio automático, tracción integral y 211 CV, cerrando la gama convencional.

Mercedes-AMG GLA 45 4Matic

Por encima de los restantes motores y como tope de gama estaría la versión ultra-deportiva, el Mercedes-AMG GLA 45 4Matic con la friolera de 381 CV y tracción integral permanente. Esta versión está totalmente orientada a lograr un comportamiento deportivo de primer nivel sin concesiones al confort, si bien conserva todo el espacio y maletero de las demás versiones.

También puedes consultar nuestra prueba del Mercedes-AMG 45 4Matic

El Mercedes-AMG GLA 45 es el formato familiar de sus equivalentes Mercedes-AMG A 45 y Mercedes-AMG CLA 45, con los que comparte motor, transmisión, interiores y equipamientos, cambiando únicamente el espacio interior y la configuración exterior de la carrocería.

Las diferencias entre estas versiones AMG puramente deportivas y sus compañeros de gama son notables, comenzando por unos asientos específicos de diseño y tapizado deportivo, continuando por un volante exclusivo al que se añaden diversos detalles de acabado interior que nos recuerdan en todo momento que estamos ante una creación especial.

La transmisión 4Matic es la encargada de trasladar toda esa potencia al suelo, mientras que el cambio de marchas es el cambio deportivo de 7 velocidades SPEEDSHIFT DCT AMG, entre cuyas funciones se incluyen la función Race Start (cuyo nombre es suficientemente elocuente con respecto a su función) y la navegación a vela, en el otro extremo más ahorrador, que nos permite circular con la transmisión totalmente desconectada y el motor al ralentí en tramos llanos para ahorrar el máximo combustible.

El equipamiento del Mercedes GLA viene bastante completo de serie desde su versión más básica, pudiendo incorporar cámara 360º, detector de ángulo muerto, aviso de cambio involuntario de carril, climatizador automático de 3 zonas, luces de carretera automáticas y un largo etcétera de elementos de equipamiento.

Lo más destacado del Mercedes GLA

El Mercedes GLA es un familiar compacto que puede cubrir perfectamente las necesidades de transporte de una familia media. Lo que más destaca es su diseño exterior, que satisface todas las modas (deportividad, aventura, marca premium) con un estilo muy marcado y una personalidad dinámica y juvenil.

Comparado con sus rivales, es uno de esos coches que puntúan alto en todos los frentes aunque tal vez no sea el ganador absoluto en nada en concreto. Es un modelo con un gran equilibrio general.