carrocería -
puertas -
plazas -
maletero -
potencia -
consumo -
precio -
valoración
-

El SUV de Mercedes es uno de esos coches que no deben cambiar de año en año sólo para mantenerse joven sino que su tipo de cliente habitual quiere que sus rasgos permanezcan imperecederos. Ello no implica que sí se actualizan otras características como los motores, campo en el que Mercedes no para ni un momento, o las posibilidades de equiparlo exterior e interiormente.

Para 2011 el Mercedes GLK se hará con dos nuevos acabados llamados Sport y Premium. El Sport está enfocado en lo que afirma su propia denominación y ello significa añadidos cromáticos a su exterior, principalmente en la calandra y en los faros antiniebla, llantas de aleación de 19” y 10 radios o un recorte de altura de 2 cm gracias a una diferenciada suspensión deportiva.

La dotación de serie en este acabado incluye siete airbags, ESP con sistema Pre-Safe (preparación del habitáculo ante una colisión inminente), radio CD MP3, conexión Bluetooth, volante de cuero multifunción, asientos delanteros eléctricos, etc. El GLK Premium añade al anterior otros extras deportivos como unas llantas de 20” firmadas por AMG o un difusor más atrevido en la trasera.

Por dentro se incluyen asientos deportivos con tapicería de cuero, el asistente de aparcamiento Parktronic o el climatizador automático tri-zona entre otras cosas. Estos dos niveles se podrán adquirir junto a la amplia gama de motores compuesta de seis bloques de gasolina o diésel con entre 143 y 272 CV de potencia.

La segmentación de los que funcionan a gasóleo viene definida por el 200 CDI de 143 CV, el 220 CDI BlueEfficiency de 170 CV, el 250 CDI BlueEfficiency de 204 CV o el 350 CDI de 231 CV. A partir del 250 CDI se incluye obligatoriamente la tracción integral 4Matic aunque está disponible en opción con el 220 CDI.


Continuar leyendo