Mitsubishi ASX

Desde 15.570 euros

Mitsubishi ASX
Galería Mitsubishi ASX, imágenes y datos del lanzamiento en Europa

  • mitsubishi-asx-mas-oficiales-10
  • mitsubishi-asx-mas-oficiales-7
  • mitsubishi-asx-mas-oficiales-8
  • mitsubishi-asx-mas-oficiales-9
  • mitsubishi-asx-mas-oficiales-1
  • mitsubishi-asx-mas-oficiales-2
  • mitsubishi-asx-mas-oficiales-3
  • mitsubishi-asx-mas-oficiales-4

Mitsubishi presentará en Ginebra el nuevo ASX, un crossover de vocación urbana. Enfocado directamente a competir con el Nissan Qashqai, combina el aspecto campero de un SUV con la practicidad y las dimensiones de un compacto. Muchos compradores buscan una posición elevada de conducción, el ASX cumple también en ese aspecto. Su lanzamiento en Europa sucederá en primavera-verano, y hemos logrado acceder a unas imágenes que nos muestran el aspecto final con el que lo tendremos en los concesionarios.

No hay cambios con respecto a las imágenes publicadas por Mitsubishi pero siempre resulta más agradable ver a un coche en las calles que en una imagen renderizada. Su diseño incluos gana enteros de este guisa, destacando la gran calandra y su cintura ascendente, que muere en una zaga compacta y bastante recortada. En el interior tampoco hay mucho que destacar, es bastante sobrio, tanto que se echa de menos un poco de imaginación. Lo que no podemos negar es que es cómodo y práctico.

El crossover utiliza la plataforma global de Mitsubishi, lo que quiere decir que la comparte con Outlander o Lancer, pero sólo en lo que a batalla respecta: 2.670 mm. La longitud del ASX será de 4.31 metros, muy manejable en ciudad. En cuanto a motorizaciones, estará disponible desde un principio con un motor 1.8 turbodiésel de 150 CV y desarrollo propio, además de un 1.5 de gasolina con 116 CV. A finales de año se lanzará un turbodiésel más pequeño con esa misma potencia.

Los modelos diésel estarán disponibles con tracción delantera o integral, pero el gasolina sólo moverá las ruedas delanteras. Por el momento tenemos que contentarnos con estos datos, es posible que en Ginebra tengamos bastantes más.


Continuar leyendo