El Nissan GT-R es un coupé deportivo de altas prestaciones que rivaliza con las versiones más deportivas del Porsche 911 así como, por prestaciones, con deportivos de mayor precio como el Audi R8 . La principal virtud del deportivo de Nissan es ofrecernos una gran capacidad como deportivo a un precio comedido en comparación con otros de sus rivales.

La actual generación (R35) del GT-R se presentó al público en 2007 por primera vez con 485 caballos. Desde entonces prácticamente cada año Nissan lo ha ido evolucionando mejorando su dinámica, dándole más potencia, introduciendo pequeños detalles estéticos o mejorando su habitáculo además de introducir versiones especiales como el Nissan GT-R Nismo o el Nissan GT-R Track Edition.

En 2016 Nissan presenta al Nissan GT-R 2017 introduciendo ligeros cambios en su parrilla frontal, aumentando su potencia hasta los 570 caballos desde los 550 caballos previos, acompañando este aumento de potencia por un nuevo sistema de escape y unas nuevas llantas y además contando con una importante mejora en su habitáculo (ver foto del interior del Nissan GT-R 2017), con mejores calidades, un nuevo diseño y un nuevo sistema multimedia.

Diseño del GT-R

El GT-R siempre se ha caracterizado por un aspecto externo muy agresivo y musculoso, que se ha ido refinando con el paso del tiempo. El resultado es un deportivo muy voluminoso, de gran tamaño, y con formas muy marcadas.

Interior del GT-R

El todopoderoso Nissan siempre ha tenido en su habitáculo uno de sus puntos débiles. Con su última actualización ha ganado en calidad y equipamiento, y ahora puede competir a casi la misma altura que sus rivales premium.

El motor del Nissan GT-R

El Nissan GT-R cuenta con una mecánica V6 biturbo de 3.8 litros asociada a una transmisión automática de doble embrague y a un sistema de tracción total. Este propulsor, que inicialmente contaba con 485 caballos, entrega actualmente 570 caballos aunque a mayores hay una versión Nismo de 600 caballos que cuenta además con una puesta a punto más radical, más deportiva (no te pierdas nuestro análisis en profundidad del Nissan GT-R Nismo).

Este Nissan GT-R Nismo cuenta, además de con una mayor potencia, con una mayor carga aerodinámica, una nueva suspensión, un chasis más rígido, neumáticos Dunlop desarrollados específicamente y unos asientos tipo bucket.

Prestacionalmente tiene una capacidad de aceleración con la que logra bajar de los 3 segundos en el 0 a 100 km/h, marcando una velocidad máxima limitada de 315 km/h. Su consumo supera los 11 l/100 km.

Gama del GT-R

La gama del Nissan GT-R queda articulada alrededor de una versión principal y la versión Nismo, delimitando estos dos modelos una horquilla en la que aparecen versiones como el Track Edition que cuenta con una suspensión Bilstein específica y unas llantas Rays.

El Nissan GT-R tiene un precio que supera ligeramente los 100.000 euros. Inicialmente su precio era menor, pero con las sucesivas evoluciones Nissan ha ido aumentándolo, aproximándolo al precio de partida del Porsche 911.

Nissan GT-R

Un prodigio de las altas prestaciones

¿Por qué comprar un Nissan GT-R?

El mejor argumento a favor del Nissan GT-R radica en su capacidad para ofrecernos prestaciones de superdeportivo a precio de deportivo o lo que es lo mismo, por el precio de un Porsche 911 “básico” tenemos las prestaciones de un Porsche 911 Turbo.

Es un coche realmente eficaz en conducción deportiva, con una sorprendente capacidad de tracción, una excelente aceleración, un buen paso por curva... Su principal pega radicaba en un interior que acusaba más el paso del tiempo que el resto del conjunto aunque en la última revisión esto fue solventado, ganando así puntos en su vocación como gran turismo.

Nissan GT-R