+
Todas las ofertas del
Ver
x

Peugeot 2008

Desde 15.250 euros

Peugeot 2008
Galería Peugeot 2008: el nuevo SUV del león a fondo

  • peugeot_2008_1280_1
  • peugeot_2008_1280_2
  • peugeot_2008_1280_3
  • peugeot_2008_1280_4
  • peugeot_2008_1280_5
  • peugeot_2008_1280_6
  • peugeot_2008_1280_7
  • peugeot_2008_1280_8

Hasta hace muy poco no hubiera pensado que diría esto, pero la nueva generación de pequeños crossover derivados de utilitarios del segmento B, como en este caso el Peugeot 2008, me convence. Existe una alternativa interesante al compacto y al monovolumen pequeño para aquellos que busquen un coche práctico en ciudad, espacioso y con buena habitabilidad. Aunque el 2008 ofrezca soluciones pensadas para conducción fuera de pista, el paso del campo a la ciudad ya ha sido superado y ni el de Peugeot ni algunos de sus rivales, como el Renault Captur, ofrecen tracción total.

Por lo tanto partimos de la base de que este Peugeot 2008 me ha gustado y me ha convencido y aún así seguirá teniendo sus pros y sus contras. Pero el hecho de que cada vez haya más rivales en su categoría, que Peugeot haya tenido que aumentar la producción de la fábrica de Mulhouse por el 2008 y que este modelo haya arrancado fulgurantemente convirtiéndose en el tercero de la marca, por volumen de ventas, en España, nos indica que no estamos ante un boom pasajero. Los pequeños crossover han llegado para quedarse.

Aunque el diseño del techo y sus barras cromadas ofrecen esa sensación visual, el Peugeot 2008 no es excesivamente alto, solo un poco más que el Peugeot 208.
El Peugeot 2008, como buen crossover, goza de un aspecto campero gracias a una carrocería ligeramente sobrelevada y afurgonetada, protecciones en defensas y barras de techo. No deja de ser un tratamiento que en la mayoría de los casos será de cara a la galería. Es ligeramente más largo que un Peugeot 208 y un poco más alto, aunque no tanto como aparenta por la sensación visual que generan sus barras de techo y la superficie abombada que se extiende a partir de las plazas traseras.

Sus cotas exteriores no son buenas para la conducción todoterreno, pero sus dimensiones garantizan que las interiores sean excelentes en términos de habitabilidad y espacio de carga. No lo veamos como un SUV, sino como el pequeño monovolumen que Peugeot necesitaba. Si lo consideramos como tal no habrá decepciones.


Continuar leyendo