Renault Captur

Desde 15.380 euros

Renault Captur
Galería Renault Captur: el nuevo y desenfadado crossover de Renault

  • renault-captur-2013-10
  • renault-captur-2013-11
  • renault-captur-2013-12
  • renault-captur-2013-13
  • renault-captur-2013-14
  • renault-captur-2013-15
  • renault-captur-2013-16
  • renault-captur-2013-17

Renault asaltará el segmento B-SUV con un nuevo modelo sobre la plataforma del Renault Clio, un automóvil que tratará de aprovechar la vorágine y el éxito de esta nueva generación de pequeños vehículos todocamino que tan de moda se han puesto en los últimos años. El nuevo Renault Captur medirá 4,12 metros de longitud, apenas 6 centímetros más que un Clio, y basará su apuesta en lo práctico de su carrocería con un diseño modular y un espacioso habitáculo, y lo atractivo de su diseño exterior de crossover.

A diferencia del Renault Koleos, un todocamino compacto de mayor tamaño y mucho más sobrio, el Renault Captur ha apostado por el toque desenfadado que le aporta no sólo la nueva línea estética de Renault, sino también la decoración bicolor de su carrocería. Los pilares, el techo y las cubiertas de los retrovisores podrán configurarse en un tono diferente al resto de la carrocería en un alarde de personalización y distinción. El frontal por su parte sigue los rasgos del nuevo Renault Clio, en forma de uve y con el rombo de la marca predominante en el centro.

Motores para el Renault Captur con emisiones de CO2 desde los 96 g/km

Imaginamos que su gama de motores de entrada contará con sendos dCi 90 y TCe 90, los mismos motores de 90 CV que ya vimos en el Renault Clio.

A falta de más detalle sobre los motores que compondrán la nueva gama Renault Captur, nos adelantan que sus emisiones partirán de los 96 g/km de CO2. Eso quiere decir que muy probablemente entre ellos estarán los nuevos dCi 90 y TCe 90, este último de gasolina y tres cilindros, del Renault Clio 2012. Tampoco se ha confirmado aún si existirá alternativa de tracción total o sólo se comercializará con tracción delantera, como sucederá probablemente con uno de sus rivales recién presentado esta misma semana, el Peugeot 2008.

Renault dice que su intención fue la de ofrecer el manejo y la agilidad de un compacto en un automóvil con una distancia entre ejes menor y un centro de gravedad más alto por el diseño de su carrocería. Lo que sí está claro es que el puesto de conducción es elevado, superior al de un Clio, como también lo será previsiblemente su espacio a bordo para pasajeros y carga.


Continuar leyendo

Alternativas