Actualizado 15:31

Renault Laguna

Renault Laguna
Solicita tu oferta

Tras actualizarse a finales del 2009 el Renault vuelve a tocar al Laguna en lo que podríamos considerar un muy discreto lavado de cara. Todos los cambios se podrán contemplar en el Salón de París para posteriormente aterrizar en los principales mercados europeos en noviembre.

Al mirarle la cara al “nuevo” Laguna se descubre la influencia del Fluence, juegos de palabras aparte. Prácticamente, salvo sorpresa con nuevas imágenes, todo lo importante se queda en la parte delantera. Cambian sus faros, mejor integrados con su nuevo diseño interior, sus luces antiniebla y su parachoques así como la boca de refrigeración, este último con bordes cromados para continuar la forma de capó al estilo del Mégane Coupé. Su mítica “parrilla ausente” permanece tal cual está marcando la identidad de la berlina.

Respecto al interior la imagen mostrada por Renault revela más bien poco, muy posiblemente los cambios vengan a nivel de equipamiento. En las fotografías nos muestran el nivel Initiale, el tope de gama actual del Laguna, que viene cargado con una tapicería de piel, cuero para el volante y el pomo del cambio así como diferentes lacados y cromados decorativos.

Solamente hay una novedad reseñable en cuanto a la mecánica de la berlina y no es tal novedad. Renault afirma que el chasis 4Control, la dirección activa a las cuatro ruedas, está disponible a partir de ahora para los diésel de 130 y 150 CV, algo que ya se podía escoger en esos modelos.

Quitando este detalle únicamente hay mejoras a nivel de rendimiento de algunos motores aunque Renault solamente las ha concretado sobre el diésel de 110 CV, que emite solamente 120 gr/Km de CO2. En la gama se mantendrían también los 2.0 dCI de 130, 150 y 180 CV además de los gasolina 2.0 de 140 CV y 2.0 T de 170 CV . Todos ellos llevan cambio manual salvo un automático de seis marchas opcional para el dCI intermedio y obligatorio para el 2.0 T.

En definitivo el serio Renault Laguna cambia ligeramente su fachada para mantenerse vivo mientras se prepara el cambio de generación. Con el Fluence como opción más moderna y el Latitude en el sector premium, Renault se posiciona con varias opciones en el segmento de los sedanes. A priori el Fluence tiene las de ganar en cuanto a ventas por su juventud y su tamaño.


Continuar leyendo