carrocería SUV Pequeño
puertas -
plazas -
maletero 400 l
potencia -
consumo -
precio -
valoración
-

El SEAT Arona es el primer crossover del segmento B de SEAT. Se trata de una versión crossover del SEAT Ibiza, con el que comparte plataforma MQB A0, mecánicas y tecnologías, así como diversos elementos de diseño. Mide 4,14 metros de longitud, 8 cm más que el SEAT Ibiza y 10 cm menos que el SEAT León. Es un coche que compite en unos de los segmentos más atractivos del momento, en los que militan rivales muy consolidados, como son los Renault Captur o Nissan Juke; un segmento que crecerá mucho con coches como el Hyundai Kona o el Kia Stonic.

Diseño del SEAT Arona

El SEAT Arona tiene un diseño con claros paralelismos con el SEAT Ibiza, pero también con claras diferencias. Aunque calandra y faros son muy similares, posee un paragolpes delantero de aspecto más campero, así como una suspensión más elevada (en 15 mm, concretamente), que contribuye a lograr una imagen más “campera”. El techo es uno de los rasgos de personalidad del coche: se puede encargar en tres colores diferentes y se integra de forma peculiar con el pilar C del pequeño crossover. En la zaga cuenta con unos pilotos LED, así como un paragolpes que imita la presencia de un cubrecárter.

El techo puede encargarse en tres colores diferentes. Hay 68 combinaciones de colores, si tenemos en cuenta los 10 tonos de la carrocería.

Interior del SEAT Arona: tiene un maletero de 400 litros

El interior es casi idéntico al del SEAT Ibiza. Es un habitáculo con detalles de color – gracias a ello ofrece amplias posibilidades de personalización – y de diseño cuidado, si bien sobrio. No sabemos aún cómo son sus calidades – tendremos que esperar a probarlo – pero esperamos que hayan mejorado con respecto al SEAT Ibiza, que abusa de plásticos duros, así como de acabados poco vistosos, si bien aparentemente resistentes. El maletero tiene 400 litros de capacidad, y unas formas muy regulares y aprovechables. Tiene un doble fondo y una capacidad cercana a los 1.500 litros abatiendo los asientos traseros.

El SEAT Arona aún no dispone de la instrumentación digital que otros modelos del Grupo Volkswagen disfrutan. El primer SEAT en ofrecerla será el León.

Construido sobre la plataforma modular MQB A0

Al igual que el SEAT Ibiza, el SEAT Arona es el tercer modelo en ser construido sobre la plataforma modular MQB A0. El primero ha sido el SEAT Ibiza y el segundo ha sido el Volkswagen Polo. Las ventajas de esta plataforma son claras: una reducción de costes importante para el fabricante del vehículo, ya que es posible modificar la batalla, o ancho de vías sin necesidad de grandes cambios en el utillaje productivo. Un detalle a tener en cuenta: la plataforma MQB A0 está preparada para la electrificación. Aunque en ningún momento se ha hablado de un SEAT Arona híbrido, la posibilidad existe.

Es 79 mm más largo que el SEAT Ibiza y 99 mm más alto, logrando esa ansiada postura elevada de conducción, tan buscada por los amantes de los crossover.

Un crossover “Made in Spain”

El SEAT Ateca se fabrica en la República Checa y SEAT Alhambra en Portugal, pero el SEAT Arona se fabrica en Martorell, en Barcelona. Comparte líneas de producción con el SEAT Ibiza, con quien también comparte plataforma. Que el SEAT Arona se fabrique en Barcelona supone un balón de aire fresco para la principal factoría de SEAT, que tradicionalmente ha sufrido de excesos de capacidad productiva. La producción anual del SEAT Arona podría superar perfectamente las 100.000 unidades, sumándose a la producción de productos de volumen consolidados, como los SEAT Ibiza o SEAT León.

Motores diésel y gasolina de hasta 150 CV

El SEAT Arona comparte muchos lazos con el SEAT Ibiza, y esos lazos también son su gama de motores. En gasolina, el SEAT Arona estará disponible con varios motores turboalimentados: un 1.0 TSI de tres cilindros en sabores de 95 CV y 115 CV, así como un interesante 1.5 TSI EVO de 150 CV para la versión FR, a priori la más potente de la gama – el lanzamiento de una versión Cupra es improbable. La gama diésel del SEAT Arona se limitará a un económico motor 1.6 TDI de cuatro cilindros, con 95 o 115 CV de potencia.

Todos los SEAT Arona son de tracción delantera, y sólo en los motores 1.6 TDI de 95 CV y 1.0 TSI de 115 CV habrá posibilidad de equipar una caja de cambios DSG de doble embrague y siete relaciones – los SEAT Arona montan de serie cajas manuales de cinco o seis relaciones. También existe una versión TGI, basada en un motor 1.0 TSI adaptado al uso de gas natural comprimido. Como ocurre en otros modelos de la gama, el SEAT Arona tiene un selector de modos de conducción, llamado 4Drive. Incluye los modos Normal, Sport, Eco e Individual – en el caso del SEAT Arona FR, además de sobre dirección y motor, varían la dureza de la suspensión.

El SEAT Arona FR posee un kit de carrocería más agresivo, llantas de 18 pulgadas y una puesta a punto deportiva.

Asistencias avanzadas a la conducción y mucha conectividad

El SEAT Arona es un coche muy conectado. Posee un avanzado sistema de infotainment, con una pantalla de 8 pulgadas y compatibilidad tanto con Apple CarPlay como con Android Auto. El SEAT Arona posee una avanzada suite de sistemas de seguridad activa y asistencia a la conducción, tales como frenada automática de emergencia, control de crucero adaptativo y ayuda al arranque en pendiente, de serie. De forma opcional puede aparcar por sí mismo, detectar la presencia de vehículos en el punto muerto y avisarnos de la presencia de tráfico cruzado cuando estamos dando marcha atrás.

En su pantalla de 8″ podremos ver imágenes de la cámara de marcha atrás en alta resolución. También podemos cargar nuestro teléfono móvil sin cables.

Arona, una preciosa localidad de Tenerife

Siguiendo la tradición de la marca, este SUV pequeño tiene nombre de ciudad española. Arona es un municipio situado al sur de la isla de Tenerife. Con 79.172 habitantes, es el tercer municipio más importante de la isla de Tenerife – tras Santa Cruz de Tenerife y San Cristóbal de La Laguna. El SEAT Arona es el primer SEAT inspirado en las Islas Canarias, compartiendo con el SEAT Ibiza una inspiración insular. Arona también es el nombre de una ciudad italiana, situada en la provincia de Piamonte, pero en este caso, no es más que una coincidencia.

¿Cómo se posiciona con respecto al SEAT Ateca?

El SEAT Ateca es el hermano mayor del SEAT Arona. Es un crossover compacto, con un tamaño de 4,36 metros. Es un coche más capaz en todos los sentidos, que disfruta también de motorizaciones más potentes, con hasta 190 CV. Es 22 centímetros más largo, más ancho y unos 10 centímetros más alto. También posee un maletero más grande, de 510 litros, y unas plazas traseras más amplias. Pero a nivel de conectividad, están parejos, y el Arona es mucho más apropiado para entornos urbanos. De cara a 2018, SEAT lanzará también un todocamino grande, con 7 plazas, que rivalizará con coches como el Skoda Kodiaq o Volkswagen Tiguan Allspace.

El SEAT Ateca es más grande y caro, pero también posee un maletero de mayores dimensiones, así como motores más potentes y más tecnología.

Volkswagen T-ROC: la alternativa de Wolfsburgo al SEAT Arona

En el Salón de Frankfurt de 2017 se presentará el Volkswagen T-ROC, un crossover compacto fabricado por Volkswagen. Competirá de manera más o menos directa con el SEAT Arona, aunque será presumiblemente unos centímetros más largo, y todos los datos apuntan a que estará construido sobre la plataforma MQB, y no sobre la plataforma MQB A0, enfocada claramente a vehículos del segmento B. El Volkswagen aportará un diseño diferente, con elementos inspirados en el reciente Volkswagen Arteon. El SEAT Arona será la alternativa más juvenil y desenfadada a este Volkswagen, también de amplio potencial comercial.

Solicita tu oferta