Toyota Avensis Cross Sport

Desde 23.840 euros

Toyota Avensis Cross Sport
Galería Toyota Avensis y Avensis Cross Sport 2012

  • toyota-avensis-facelift-2012-700-1
  • toyota-avensis-facelift-2012-700-4
  • toyota-avensis-facelift-2012-700-3
  • toyota-avensis-facelift-2012-700-6
  • toyota-avensis-facelift-2012-700-5
  • toyota-avensis-facelift-2012-700-7
  • toyota-avensis-facelift-2012-700-2

Una de las principales novedades de Toyota en el Salón de Frankfurt ha sido el nuevo Avensis. El nuevo Toyota Avensis no deja de ser un lavado de cara bastante ligero del modelo precedente. A simple vista, un profano no distinguiría ambos coches. Como aquí no somos profanos, podemos apreciar que la calandra es ligeramente diferente, tiene un labio superior cromado y las ópticas se afilan ligeramente, además de recibir una tira de LEDs diurnos, que no pueden faltar en cualquier facelift que se precie.

Ambos paragolpes han sido muy sutílmente rediseñados y las ópticas traseras mejoran su visibilidad. También se incorporan nuevos diseños de llantas, de 16 a 18 pulgadas. En el habitáculo, que como hemos comprobado en nuestra prueba a fondo de un Avensis 1.8 Advance, es muy espacioso y construido con calidad, se ha mejorado la calidad de materiales y se ha añadido el nuevo sistema Touch&Go. Disponible en varias versiones, es muy avanzado y será una de las soluciones integradas más asequibles del segmento D.

El sistema combina una pantalla táctil de 6,1 pulgadas con cámara de visión trasera e infotainment desde un principio, aunque luego se le pueden acoplar módulos de navegador e incluso conectividad web mediante tethering Bluetooth con un smartphone compatible. En cuanto a mecánicas no hay sorpresa alguna, siendo el cambio más importante que el turbodiésel 2.0 D-4D de 126 CV pasa a consumir 4,5 l/100 km y emitir sólamente 119 g/km de dióxido de carbono, frente a los 139 g/km del modelo antes del lavado de cara.

El otro propulsor turbodiésel, 2.2 D-4D de 150 CV no recibe cambios de importancia y mantiene un consumo medio de 5,5 l/100 km, o eso se extrae de la nota de prensa disponible. No sabemos si en España se llegará a ofrecer, pero la gama también cuenta con un 2.2 D-4D de 177 CV y dos propulsores Valvematic, dos gasolina atmosféricos de 1.8 y 2.0 litros con 147 y 152 CV de manera respectiva. El 2.2 D-4D de 150 CV se ofrecerá también con una caja de cambios automática de seis relaciones de convertidor de par.


Continuar leyendo

Carrocerías