26 de julio de 2016 (*) actualizado a las 18:41
Toyota Hilux
Solicita tu oferta desde 27.415 €

La pick-up Toyota Hilux acaba de recibir un lavado de cara. El fabricante japonés ha decidido refrescar la séptima generación de esta camioneta, que se comercializa en decenas de países de todo el mundo, incluyendo Europa. Para ello, han actualizado ligeramente la estética y han introducido diversas mejoras en las motorizaciones de cara a reducir consumos y emisiones, la gran obsesión (y obligación) de los fabricantes en los últimos tiempos.

Los retoques estéticos buscan actualizar el aspecto para que la imagen no se quede obsoleta. Así, el frontal ha recibido un rediseño importante con la implantación de una imagen similar a la que podemos encontrarnos en el Toyota Rav4 renovado el año pasado. En el resto del vehículo se han renovado detalles como los retrovisores laterales, las aletas o los pilotos traseros. Las llantas están disponibles en diámetros de 15 y 17 pulgadas, con diseños diferentes a los que tenían hasta ahora.

En el interior nos encontramos una consola central diferente, con un ligero reordenamiento de los mandos. Además, se incorpora la posibilidad de añadir una pantalla táctil de 6,1 pulgadas denominada Toyota Touch que integra el manejo de todos los dispositivos multimedia del vehículo. Por lo demás, se incluyen tapicerías de nuevos diseños, se han cambiado las tonalidades de los plásticos (ahora son más oscuros) y se han añadido adornos con acabados en plata.

En el apartado de las motorizaciones hay dos novedades. El motor 3.0 turbodiésel de 171 CV recibe un nuevo filtro de partículas gracias al cual cumple la normativa Euro V, pero no han comunicado si los consumos han descendido gracias a ello. El cambio más importante nos lo encontramos en el 2.5 turbodiésel, que incrementa su potencia de 120 a 144 CV, con un par motor de 343 Nm.

A pesar del aumento de potencia y prestaciones, el consumo se reduce de forma notable: pasa de 8,3 a 7,3 l/100 km en ciclo combinado, y las emisiones de CO2 se reducen de 219 a 193 g/km. Estos consumos se corresponden con la versión 4×2 y cambio manual, pero tanto el motor 3.0 como el 2.5 tienen una gran posibilidad de personalización gracias a los dos tipos de tracción disponible, los tres formatos de carrocería y la elección entre cambio manual o automático.

Por lo demás, las versiones 4×2 reciben el esquema de suspensiones y el resto de configuración del chasis de las variantes de tracción total, lo cual permite elevar la capacidad de carga hasta las 2,5 toneladas. El nuevo Toyota Hilux ya se encuentra disponible en 36 mercados europeos y un total de 135 mercados de todo el mundo. La firma japonesa espera poder comercializar 26.000 unidades en nuestro continente en 2011.


Continuar leyendo