El reto de Fernando Alonso en Indianápolis no tiene comparación posible

 |  @eloy_eg  | 

Durante estos cinco días posteriores al anuncio de McLaren, Honda y Fernando Alonso de su participación en las 500 Millas de Indianápolis se han leído multitud de comparaciones y recuerdos a los pilotos que lograron imponerse a ambos lados del charco, así como quienes intentaron la transición de Fórmula 1 a IndyCar sin éxito. Sin embargo, soy de la opinión de que algo falla en el relato hasta ahora leído, visto y oído en los medios especializados sobre este desafío: nadie ha hecho lo que va a intentar Fernando Alonso este año.

Las condiciones en las que el asturiano ha aceptado participar en las 500 Millas de Indianápolis son muy distintas a aquellas en las que compitieron los nombres que más se han oído durante esta semana: Jim Clark, Graham Hill, Nigel Mansell, Teo Fabi, Kurt Busch, Alexander Rossi… Por ejemplo, ninguno de ellos llegó con menos preparación en óvalos que Alonso.

Alexander Rossi ganó el año pasado en Indianápolis como debutante. Pero disputó una carrera en Phoenix unas semanas antes. En el mismo escenario Nigel Mansell hizo su primer test meses antes de Indianápolis, si bien es cierto que se perdió la carrera por un fuerte accidente en entrenamientos. Teo Fabi directamente se bajó del coche asustado la primera vez que rodó en un óvalo y pensándose seriamente si repetiría alguna vez la experiencia, meses antes de marcar la pole en su debut en Indianápolis. Fernando Alonso no va a tener esos meses de margen para pensárselo y adaptarse. Y Kurt Busch realizó su primer test en Indianápolis un año antes de disputar las 500 Millas con Andretti Autosport, en 2014.

No he hablado de los protagonistas de la invasión británica de los años sesenta. Pero también debemos entender que Indianápolis era otra carrera. Hasta hace unos años, las 500 Millas de Indianápolis duraban todo el mes de mayo. Había cuatro días de clasificación y no bastaba con dos manos para contar los días de entrenamientos. Eso hace muy irreal cualquier comparación entre cómo afrontaron la transición los Clark, Hill (que años antes de ganar como debutante ya había realizado una intentona allí), Stewart (por cierto, bastante mejor que Hill el año en que éste logró su victoria, hasta el punto de recibir el premio a rookie del año) e incluso Mansell, Piquet o Fittipaldi años más tarde y cómo se realiza ahora. Las dos semanas que Fernando Alonso pasará en el Brickyard son una broma frente a eso.

El contexto técnico tampoco es el mismo que en los años sesenta. Esa década fue mágica en cuanto a la evolución del automovilismo, con Indianápolis como uno de sus mayores escenarios. Motor atrás, repostajes rápidos, aerodinámica… Aunque los locales mantuvieron cierta competitividad y el barniz de resistencia que tenía Indianápolis abría el abanico de posibilidades, la tecnología que mayoritariamente los europeos exportaron a las carreras en EEUU dio una clara ventaja competitiva a los pilotos de Fórmula 1 que decidieron probar suerte allí. Eso ya no existe. Fernando Alonso pilotará un coche muy parecido al de sus 32 rivales, que para más inri lo conocerán como la palma de su mano.

Por supuesto la estabilidad reglamentaria significa también que es muy complicado que Fernando Alonso no disponga de un coche competitivo. Ya no estamos a mediados de los noventa, cuando Penske pasó en un año de dominar Indianápolis (1994) a hacer el ridículo en clasificación (1995). Pero sí estamos ante un escenario en el que por hablar mal y pronto, hasta el más tonto hacer relojes. Y se corre prácticamente en pelotón. Si miramos ediciones previas al cambio de siglo son muy pocos los coches que encontraremos acabando en la vuelta del líder: las disparidades de ritmo eran mayores y la fiabilidad, escasa. En este 2017 una veintena de coches pueden llegar con expectativas reales de hacerse con la victoria, corriendo cuerpo a cuerpo durante casi tres horas, algo totalmente diferente a lo que el español conoce.

En resumen, aunque haya ejemplos del pasado que nos puedan hacer pensar que Fernando Alonso puede luchar fácilmente por la victoria, si nos paramos detenidamente a analizar el contexto nos daremos cuenta de que son falsas pistas. Aunque se nos quiera vender que el reto es aspirar a ganar las 500 Millas de Indianápolis (algo que el propio Alonso ha intentado relativizar al menos en este primer año) e ir a por la Triple Corona, ya el hecho de competir en Indianápolis sin haber corrido jamás en óvalo y realizando temporada completa en Fórmula 1, en los tiempos que corren, es una proeza. Para mí, el desafío deportivo del año.

Y si de verdad queremos una comparación ajustada a la realidad, pues al final son tan odiosas como inevitables, tomemos como ejemplo la participación de Kurt Busch en 2014: mínima experiencia en IndyCar, temporada completa en otra competición, monoplaza extra de Andretti Autosport y sexto puesto final. Firmaría ese resultado.

Foto | IndyCar Series

Lee a continuación: Un solo error nunca justifica toda una debacle. Crónica del GP de Bahréin 2017

  • Jacobo87

    A ver si soy capaz de expresarme con claridad. Yo tengo sentimientos encontrados respecto al reto de Fernando Alonso en las 500 millas de Indianápolis. Por un lado, me parece un desafío precioso. Como dices, Eloy, FA no tiene experiencia alguna en ovales, allí la competición es muy distinta con respecto a este lado del charco, y él va a exponerse fuera de su zona de confort corriendo una prueba mítica.

    En la otra mano; veo que Fernando tampoco tiene mucho que perder. Si lo hace bien será un logro mayúsculo, y si lo hace mal era lo obvio con tan poca experiencia. Por otro lado, él (y sus secuaces) lo han vendido como que va a por la triple corona. Un desafío que nadie ha conseguido desde Graham Hill. Para mí la realidad es otra: la Indycar actualmente tiene un nivel de pilotos bastante bajo para el estándar europeo, no como en tiempos pasados, los coches son prácticamente iguales y las 500 millas son una carrera continental más que el evento con la flor y nata del motorsport mundial que un día fueron. Por eso, si FA consigue adaptar su pilotaje y la fortuna le sonríe, antes o después podrá ser un contendiente a la victoria. Igual que en Le Mans si consigue pilotar uno de los 5 coches contendientes reales a la victoria.

    En resumen, que es un gran reto, y como europeo me encantaría verle hacerlo bien (porque encima puede). Pero no me trago que es mejor en ningún caso ganarle a Montoya, Bourdais, Sato o Will Power, que pelear un GP con Lewis o Vettel. Y si Fernando ya ha tirado la toalla en F1, pues que se haga a un lado y aborde todos esos retos, pero si de algún modo logra que sus logros sean comparados con los de Lewis o Seb, será más creíble peleando duro con Ocón, Pérez o Hulkenberg que corriendo en EEUU con coches low-tech contra pilotos locales o rebotados de Europa.

    • ikki Power

      Yo si veo que ha tirado la toalla, lo que no entiendo es que haya empezado la temporada después de la entrenamientos que tuvo en pretemporada. Las 500 millas pueden ser su puerta trasera para escapar de la fórmula 1.
      Lo que no entiendo es que quiera irse de esta forma…

    • emjpshyco

      No puedo estar más de acuerdo con tus dos últimos párrafos. A día de hoy la Indycar no está mucho más allá a nivel tecnológico que la GP2 -de hecho hasta los coches los hace el mismo fabricante- así como el de los pilotos en general, obviamente con alguna excepción. El mayor reto con el que se va a encontrar es la filosofía en sí de una carrera en la que estará 500 millas rodeado de un montón de coches prácticamente clónicos girando constantemente hacia el mismo lado pilotados por unos pilotos que se los conocen al dedillo mientras él no. No obstante, me parece un reto encomiable que pocos pilotos que destaquen en F1 se atreven a hacer hoy en día teniendo sitio en la categoría reina.

    • Eloy E.G.

      A mí sí me parece que ganar Indianápolis o Le Mans es más importante que un podio en F1. Incluso más que ganar un GP de F1. Y no es una opinión basada en esta decisión de Alonso. Para mí el palmarés de Marc Gené siempre será mejor que el de Pedro de la Rosa, aunque tuviera supuestamente menos talento que el segundo. Pero no era es el debate que quería plantear. Para mí lo que complica la vida a Alonso a la hora de Indianápolis no es tanto el talento, posiblemente menor que el que había en Indianápolis en los sesenta y menos que el que él mismo atesora, sino la uniformidad y la especialización.

      Por eso para mí es importante subrayar que las victorias de británicos en los años sesenta no pueden servir de vara de medir. En esos años, al producirse una transición tecnológica, se dio la casualidad de que los pilotos de F1 podían llegar a estar más adaptados a los vehículos inscritos en Indianápolis que los propios estadounideses, mientras que el resto (la conducción, el estilo de carrera) era todavía similar a ambos lados del Atlántico. Y eso es algo que dificilmente volverá a ocurrir.

      • Jacobo87

        Lo siento pero no estoy de acuerdo. Por una sencilla razón: puedo ver a PDLR ganando Le Mans en las circunstancias de Marc, pero no veo a Gené (y mira que le tengo simpatía) haciendo podios en F1 y siendo competitivo como sí vi a Pedro. Igual que Hulk es un piloto cotizado por su camino a la F1 y sus destellos en el Circo, Bamber o Tandy a pesar de ganar en La Sarthe no son ni planteables para un equipo de fórmula 1. Ni siquiera en los 60 nadie consideraría superior a Graham por su triple corona que a Jim Clark con los mismos títulos de F1 y sin tenerla.

        Respecto a la especialización, si FA quiere ir a un lugar difícil, con coches veloces plagado de especialistas locales y que represente un reto para su pilotaje, que se alíe con Honda y corra una carrera de Súper Fórmula. Eso sí sería bonito de ver para mí.

        En lo que sí estoy de acuerdo al 100% es en que el reto de la triple corona es ahora muy diferente a aquellos tiempos. En cualquier caso comprendo tus argumentos Eloy, aunque esta vez no los comparto.

        Saludos!

        • emjpshyco

          Lo de ver a FA en la SF sí que sería épico de narices. ¿Dónde hay que firmar?

        • Eloy E.G.

          Ya, pero Jacobo, mi escalafón no lo establezco por talento puro y duro, sino por palmarés. Estaremos de acuerdo en que Marc ni siquiera es el piloto de más talento en su familia, pero logró ganar Le Mans y solo por eso ya ha pasado a la historia. Y encima no fue un Le Mans de estos de principios del 2000, donde sólo había un equipo tomándoselo en serio, sino en pleno duelo Peugeot-Audi. Más Sebring, tres victorias en las 6 Horas de Spa y tres podios más en Le Mans.

          Pero bueno, yo soy de los que se cabrea cuando oye a alguien decir que la Fórmula 1 es un deporte y no una simple categoría o modalidad.

          • Yo ahí estoy con Eloy, aunque creo que para dilucidar el duelo Podio en F1 o VR Vs victoria en Le Mans con comparar los números totales ya podemos establecer un baremo mas o menos fiable.

            Mañana por la tarde si tengo un rato lo miro.

    • OneCarlos

      Sato es un piloto con mas bajos que altos en la Indy, Montoya despues del 2015 no existió mas y Bourdais recien viene recien resurgiendo gracias a que tiene un equipo a su medida (y no es el gran especialista en ovalos), Will Power es el unico gran piloto de los que nombraste de ahí y me sorprende que no nombres a Dixon o Castroneves (ambos especialistas en ovalos ademas de Kanaan).
      En cuanto a pilotos rebotados de europa, tienes a Baguette (campeon de la Renault 3.5) y Aleshin (también) que no mostraron nada en Indy y Alexander Rossi (aclimatado en el automovilismo europeo y con buen curriculum ahí) que sigue sin hacer maravillas en la Indy y siendo derrotados por Power (7mo en la Renault 3.5 antes de ir a EEUU) y Pagenaud (16 en la misma categoría antes de correr en la Atlantic)…y para que hablar de Max Chilton y Sato.

      • Jacobo87

        No pretendía citar a los mejores de la Indy, ni tampoco menospreciar sus logros, es indudable que no son mancos. También que muchos europeos no se adaptan. De hecho a día de hoy ni siquiera sigo la categoría lo suficiente como para profundizar más en ese tema (no lo hago desde los tiempos de la CART). Simplemente quería ahondar en el hecho de que los mejores pilotos de monoplazas están en F1, así que no comprendo que FA quiera plantar cara a Vet y Ham corriendo la Indy. Mi análisis no iba más allá.

        Saludos!

    • M.A.

      Yo tambien tengo sentimientos encontrados. No se si es bueno o malo para su carrera esa “espantá” (que si el McLaren fuera medianamente competitivo….. ni de coña la hace), pero es todo un reto y si ganase, todo un logro.
      Prefiero no estropearlo con comparaciones ni con otras epocas (cada epoca es diferente…) ni con otras categorías. Sean GP2 o sean F3, los Indy es lo que hay, para todos los pilotos igual.
      Y también prefiero que no me lo estropeen con predicciones, que si podrá que si no. La víspera del Memorial Day lo veremos.

      • Eloy E.G.

        Y algunos lo veremos y lo contaremos desde el Brickyard…

        • Precisamente estos dias cuando saltó la noticia pensé(y sabes que lo digo de verdad) que el gran beneficiado no es ni Honda ni Alonso ni el tal Zack, el gran beneficiado es el preiodista español que estos ultimos años ha estado siguiendo esta categoría de una manera profesional y con visibilidad. Y eres uno de ellos, así que ole por el golpe de suerte buscada.

          • Eloy E.G.

            Gracias, pero en este caso hay poco de suerte. Nos hemos juntado tres, hemos dicho que era una ocasión única y nos lo hemos costeado de nuestro bolsillo.

          • M.A.

            Pues me alegro por ti, Eloy. Te deseo que lo vivas a tope. Es un sueño para cualquier aficionado.
            Te felicito.

  • Brian Clariana

    Ascari en el 52 realizo alguna prueba antes de correr en Indianapolis ?? por que segun la Wiki y los registros USAC no llego a correr mas que esa carrera en ovalos (y que en ese momento era parte del Campeonato Mundial)

  • Basauri

    Montoya dijo hace poco, que las 500 millas no eran tanto de talento del piloto, como de inteligencia a la hora de gestionar el tráfico y los rebufos. Por eso un novato puede ganar. Por un lado, Alonso será el piloto con más talento de la parrilla y de largo, pero por otro lado, le falta experiencia para saber cuando es el momento de ahorrar combustible y cuando es el momento de apretar, etc. No me sorprendería que ganara.

  • almafuerte

    El artículo lo explica con total claridad. Lo q nos lleva a preguntarnos una vez más. Q demonios está haciendo Alonso?