Así será el futuro de las empresas de transporte: reparto con furgonetas autónomas y drones

Esteban Viso

El futuro de las empresas de transporte se está definiendo constantemente, y prueba de ello es que son de las empresas que más invierten en innovación y nuevas formas de entrega personalizadas. No hay más que leer un white paper o asistir a unas jornadas del sector para darse cuenta de que el objetivo de dichas empresas está muy claro: hay que entregar cada vez más rápido, con cada vez menos errores, y en lugares muy específicos.

El cliente que compra online quiere tener el control total de las transacciones: una vez hecha la compra, quiere el producto dónde, cuándo y cómo quiere. Así, es frecuente encontrarnos con servicios de mensajería que ofrecen entregas “a deshora”, en franjas horarias especiales: sábados por la mañana, domingos, intervalos específicos (“de 16 a 18”, “de 19 a 21”); en lugares concretos (a domicilio, en punto de conveniencia…) y otras muchas modalidades especiales.

01 drone delivery

Todo por y para el cliente, pues la competencia en el sector es feroz, y ganará quien ofrezca el ‘BBB’ de las compañías de transporte: quien lleva el paquete lo antes posible, lo más barato posible y al lugar más cómodo para la recogida. Pero esto no es nada, el futuro inmediato nos depara algo todavía mejor y más sofisticado gracias a vehículos autónomos de todo tipo.

El reparto definitivo: furgoneta autónoma y drone para realizar la entrega en tu maletero

Imagina un mundo en el que puedas hacer un pedido online, y tenerlo en tu casa durante el día. Es más, imagina que en lugar de tenerlo durante el día te lo entregan en las próximas dos horas. Y que no tiene por qué ser en tu casa, sino en otro lugar. Por ejemplo, en el maletero de tu coche autónomo. Lo que ahora mismo nos puede parecer de ciencia ficción es algo muy factible porque hoy, estrictamente hablando, ya es posible la entrega de paquetería en un lugar específico utilizando drones autónomos.

Lo ha hecho Amazon, y si os parece, vamos a ver cómo funcionaría en el caso ideal.

Como es lógico, es un caso ideal que no tiene por qué ser tan perfecto a la hora de la verdad. De hecho ya existen detractores, o mejor dicho, personas que afirman que este tipo de reparto no va a funcionar, aunque la mayoría de los argumentos en contra tienen que ver con la legislación vigente sobre drones y, en general, cualquier objeto volador que navegue a baja altura, sobre las ciudades y núcleos de población.

Pero la legislación se adaptará, y lo que vendrá después será increíble. Las empresas de transporte de paquetería vivirán una auténtica revolución cuando los vehículos autónomos tomen el control. Las flotas se gestionarán con la máxima eficiencia y cada empresa podrá diseñar sus estrategias para la entrega de “última milla”. Por qué no, cada empresa puede tener su propio punto de conveniencia en el que recibir todos los paquetes con destino a una zona determinada, y los drones se encargarían de esa entrega final. ¿Dónde? En el lugar que se haya acordado: tu terraza, en el jardín o, por qué no, en el maletero de tu coche autónomo.

reparto con drones

En el mundo del vehículo autónomo podemos dejar volar nuestra imaginación. Podemos considerar cada vehículo como un conjunto de hardware y software que se comunica con otros vehículos en tiempo real, siguiendo protocolos de comunicaciones. Para una entrega acordada en el maletero, bastaría con que ambos vehículos se conectasen y, llegado el momento de la entrega, el maletero se abriese con una combinación de claves seguras, para recibir el paquete y volver a cerrarse. Luego solo sería necesario actualizar las apps adecuadas para que nosotros recibamos la notificación: “paquete entregado y disponible en tu maletero“.

¿Te imaginas lo increíble que sería hacer todo esto en movimiento?