El sistema Green Light Optimal Speed Advisory (o cómo olvidarse de los semáforos en rojo)

Laura Bastón @laurabpazo

¿Te imaginas poder cruzar con tu coche esa calle en la que te pasas más tiempo parado que circulando? Estamos un paso más cerca de conseguirlo sin tener la sensación de que estamos de suerte y los astros se han puesto a nuestro lado.  Ford está probando una tecnología en sus vehículos que hace que los conductores ahorren tiempo en sus desplazamientos gracias al sistema Green Light Optimal Speed Advisory, haciendo uso de él se encontrarán siempre los semáforos en verde. 

Así nos olvidaremos de los semáforos en rojo

72 días al año: los días que nos pasamos de media los españoles en atascos. Perdemos cada semana unos 40 minutos por culpa del tráfico lento, una cifra a tener en cuenta. Ese arranca y para constante es más frustrante que las obras en la carretera y los desvíos, según apunta un estudio realizado por Castrol.

¿Y cómo nos olvidaremos de los semáforos en rojo? Gracias al sistema Green Light Optimal Speed Advisory que está probando Ford. El funcionamiento de este sistema es muy sencillo: facilita a los conductores la velocidad óptima para que nunca tengan que detenerse en los semáforos y siempre los encuentren en verde. El sistema obtiene la información sobre los tiempos de los semáforos desde una unidad instalada en la calzada.

Esta innovación se está realizando para UK Autodrive, el mayor organismo de pruebas de vehículos conectados y conducción autónoma de Reino Unido. Un equipo de 16 trabajadores es el encargado de darle forma a este proyecto, que cuenta con una financiación pública de 25 millones de euros.

¿Qué supondría no tener que pararnos en ningún semáforo en rojo? Christian Ress, supervidor de Tecnologías de Ayuda al Conductor del departamento de Ingeniería e Investigación de Ford afirma que “permitir a los conductores ‘surfear’ semáforos en verde también equivale a tener un trayecto más fluido que ayuda a mejorar el flujo del tráfico y a ofrecer reducciones significativas de emisiones de dióxido de carbono y consumo de combustible”.

Ford no se preocupa solo por el ahorro en tiempo que esto puede suponer, si no también en la seguridad. Los Ford Mondeo híbridos con los que se realizan pruebas de esta nueva tecnología también lanzan una alerta si un coche que tenemos delante aunque se encuentre a 500 metros y fuera de nuestro campo de visión. Y esto no se queda aquí, en los próximos años pondrán a prueba tecnologías para avisar a los conductores cuando haya una ambulancia, coche de policía o camión de bomberos cerca.

Estamos a un paso más cerca de un mundo interconectado, que favorecerá la gestión del tiempo y la eficiencia del combustible y donde será posible la comunicación vehículo a vehículo, y de vehículo a estructura. Seguro que en unos años veremos circular por nuestras calles a coches autónomos, de momento Ford planea su desembarco definitivo en 2021.