Habrá un Ford Mustang híbrido y llegará en 2020 a los concesionarios de EE.UU.

Esteban Viso

Durante los próximo cinco años veremos llegar al mercado siete nuevos vehículos electrificados de Ford entre los que destacan el Ford Mustang híbrido, la F-150 Híbrida, y la Transit Custom híbrida enchufable. El futuro inmediato de la marca pasa por ofrecer vehículos más eficientes en el uso de la energía, pero poniendo el foco en mantener las prestaciones conocidas, que mejorarán siempre en cuanto al par motor. Los puristas estarán temiéndose lo peor, pero no hay nada de lo que preocuparse.

El Ford Mustang híbrido será tan potente como la versión V8

Se sabe muy poco de lo que será el nuevo Mustang Hybrid, un modelo que en principio llegará a los concesionarios estadounidenses en 2020. Antes de conocer los detalles, seguro que muchos estarán comparando mentalmente un híbrido con el nuevo Ford Mustang 2018, pero lo poco que conocemos es que será tan potente como el V8, disfrutando de un par motor más elevado. Como ya sabíamos, el Mustang V8 monta un motor de 5 litros capaz de entregar 410 caballos, y su hermano híbrido “debería” ofrecer una potencia muy similar, con el extra de un mayor par motor en la zona baja del régimen de revoluciones.

Las cifras de consumo de esta nueva versión del icónico Mustang sí serán bien diferentes, se esperan jugosas reducciones en el consumo. Un consumo, eso sí, que ya es bajo si nos referimos al V8 de 5 litros, un motor que consiguió el porcentaje de mejora más alto (en su clase) en la historia en el MPG Marathon, una prueba de consumos que se disputa en el Reino Unido.

Si el consumo combinado declarado de este modelo es de 13,5 litros a los 100 km (20,9 mpg, pero tomando el galón británico como referencia), los hypermillers Andrew Marriott y Andy Dawson consiguieron nada menos que 7,7 litros a los 100 (36.6 mpg), sobre un recorrido de algo más de 690 km.

Pues bien, es de esperar que el modelo híbrido consuma aun menos combustible, y que tenga una reducción importante en las emisiones contaminantes.

El plan de Ford contempla más vehículos electrificados, más empleos y más inversiones (en EE.UU.)

El Ford Mustang híbrido es quizás la punta de lanza, el protagonista visible de una estrategia a medio plazo que implica hasta 13 vehículos electrificados de Ford en los próximos cinco años. La apuesta por la electrificación está clara, y tanto las versiones híbridas como los eléctricos enchufables estarán disponibles progresivamente hasta 2021, año en el que se pondrá sobre las calles un vehículo híbrido autónomo de gran volumen, destinado para transporte de personas.

Los planes de Ford en EE.UU. incluyen una inversión importante en la planta de Flat Rock y la generación de más de 700 empleos americanos. Es decir, dado que la nueva planta proyectada en México ya no va a ser viable, ni construida, la inversión y los empleos pasan a Flat Rock. Entre esa planta, Dearborn y Chicago se construirán, aparte del Mustang híbrido y del vehículo de transporte mencionado, 11 vehículos más, entre los que destacan un pequeño SUV 100% eléctrico del que se esperan 500 km de autonomía; una Ford F-150 híbrida con gran capacidad de remolque (y que además podrá ser utilizada como generador móvil) y dos coches de policía híbridos de persecución (uno de ellos construido en Chicago).

Con los años, el conocimiento de los hábitos de los conductores de coches eléctricos, híbridos y enchufables, da una perspectiva única a la hora de enfocar una estrategia como esta. Hace unos pocos años solo se hablaba del range anxiety, o la paranoia por quedarse sin carga en las baterías en medio de la nada. En el momento en que una persona teme quedarse tirada, los números y razonamientos poco pueden conseguir. Pero si esa persona comprueba que la inmensa mayoría de sus desplazamientos diarios nunca llegan a los 100 km, o que con su híbrido enchufable se pasa casi 1.100 km sin repostar… la cosa cambia.

El futuro siempre trae cambios, y por lo que parece los cambios a electrificado son cambios a mejor.