Nuevo Ford Fiesta ST: el mito se renueva

Daniel Valdivielso @valdi92

Que el Fiesta ST constituye una institución dentro de su segmento es algo que nadie es capaz de discutir. Las sucesivas iteraciones del modelo americano han dejado claro el saber hacer de la firma del óvalo azul en el terreno de las pequeñas pelotillas deportivas, con un espíritu que la nueva generación ha heredado y potenciado.

Aún tendremos que esperar unos meses para que la séptima generación del Ford Fiesta ST llegue a los concesionarios, pero la expectación es máxima. Y es que la llegada de una nueva interpretación del concepto de urbano deportivo por parte de Ford siempre suscita atención, máxime cuando en esta ocasión la renovación es tan profunda.

El nuevo Fiesta ST disfruta de un aspecto exterior muy bien presentado, con una deportividad intrínseca, propia de una saga de vehículos de altas prestaciones en formato compacto que arrancó hace décadas con los Fiesta XR2i. Poco a poco el estilo se ha ido refinando sin perder la agresividad hasta llegar a este modelo, plagado de detalles entre los que destacan las llantas, los paragolpes, el alerón trasero o la doble salida de escape.

El Ford Fiesta siempre se ha caracterizado por su practicidad y usabilidad en el día a día, sea cual sea la carrocería o la versión, incluyendo, por supuesto, las variantes más deportivas. El habitáculo del nuevo Fiesta destaca por su calidad, por un ergonómico diseño y por su equipamiento de primer orden. La versión ST no es menos, con una amplia carga deportiva, sobresaliendo los espectaculares asientos firmados por Recaro, herencia de una colaboración que se prolonga desde hace décadas.

Si por algo se ha caracterizado cualquier Fiesta en su terminación más deportiva es por sus prestaciones y por su dinámica de conducción. El nuevo Fiesta ST no anda a la zaga, gracias a una nueva planta motriz que se presenta como la más innovadora de su segmento. El encargado de mover al nuevo ST es un 1.5 Ecoboost de tres cilindros, un propulsor completamente nuevo que promete ser la referencia entre sus rivales.

Su potencia ha aumentado hasta los 200 CV, con un par máximo de 290 NM. Atrás quedan los apenas 84 CV del primer XR2 que vio la luz en el año 1981, por entonces toda una referencia en términos de potencia y rendimiento. El nuevo Fiesta ST mantiene, como única opción, una magnifica caja de cambios manual de 6 velocidades, con la que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6.7 segundos. 

Su motor Ecoboost es capaz ahora de desactivar uno de los tres cilindros en determinadas circunstancias, todo ello para reducir aún más el consumo sin perjudicar las prestaciones. Su rendimiento dinámico está fuera de toda duda, algo lógico si tenemos en cuenta que hablamos de la máxima expresión del concepto Fiesta.

La renovación del rey de las curvas ha llegado, y está dispuesto a perpetuar su dominio con mano dura, haciendo de las carreteras enrevesadas su terreno predilecto, y la sonrisa de los ocupantes el mejor de los halagos. 2018, ¡llega pronto!