Tu próximo Ford podría detectar tu estado de ánimo para actuar en consecuencia

Daniel Valdivielso @valdi92

Que  los coches se han convertido, ya hoy, en una prolongación de nuestros escenarios habituales diarios, ya sea nuestro hogar o nuestro puesto de trabajo, citando dos de los ejemplos más evidentes. Esta tendencia no disminuye, sino que se multiplicará en poco tiempo, de forma que nuestro vehículo será un elemento más de nuestra actividad diaria.

Y es que, gracias a un avanzado sistema de reconocimiento de voz apoyado en una serie de micrófonos  y cámaras repartidos a lo largo y ancho del habitáculo, tu Ford será capaz de detectar tu estado de ánimo por tus gestos, la expresión de tu cara o el tono y cadencia de tu voz. A partir de los datos que el coche recopile y analice, actuará en consecuencia.

¿Qué significa actuar en consecuencia? Imagínate, llegas al coche tras una dura jornada de trabajo en la oficina. El jefe te ha apretado las tuercas, los informes encima del escritorio se han multiplicado, las agotadoras reuniones se han sucedido una tras otra sin descanso…tu Ford te espera paciente en el parking, dispuesto a llevarte a tu destino sin complicaciones.

La base que proporciona el sistema de infoentretenimiento SYNC servirá para desarrollar un complejo sistema de asistencia vocal que podrá contarte un chiste si te sientes decaído, recordarte eventos importantes presentes en el calendario de tu smartphone o sugerirte una ruta hasta tu destino más tranquila.

El vehículo en su conjunto se adaptará a la perfección a tu estado de ánimo, y modificará diversos parámetros como, por ejemplo, el comportamiento y tacto del cambio automático, la suspensión o la dirección, así como la iluminación interior. El coche será capaz también, por sí mismo, de ofrecerte una selección musical acorde, gracias a una amplia base de datos que el propio sistema ha desarrollado gracias al análisis de tus gustos.

Parece ciencia ficción, pero la realidad es que Ford ya ha comenzado a dar pasos en esta dirección. Sin ir más lejos, el sistema SYNC 3 que equipan los nuevos modelos de la firma del óvalo es capaz de reconocer comandos de voz complejos. Si le dices a tu Ford “tengo hambre”, automáticamente mostrará en pantalla la ubicación de los restaurantes más cercanos.

La comodidad y funcionalidad de este sistema es evidente, y la evolución que experimentará en los próximos años será sensacional. ¿A quién no le gusta que su coche le sugiera, por ejemplo, comprar un ramo de flores si detecta que está de camino a casa de sus padres? O que, en caso de montarnos en el coche con ganas de un paseo por tu carretera de curvas favorita, tu Ford te sugiera una lista de música acorde.

A este paso, como ya sucedía en la película “Her”, protagonizada por Scarlett Johansson, correremos el riesgo de “enamorarnos” de nuestro ágil y preciso asistente personal, pasando todo el tiempo del mundo dentro de nuestro Ford. Así que, si un día, dentro de algunos años, no nos encuentras, ya sabes donde estaremos…¡hablando con nuestro Ford!