Pon música en tu coche: Ford demuestra que tu cerebro lo agradecerá

Iván Fernández

Martes por la noche, ha sido un día estresante en la oficina, sales a la calle y una ‘bofetada’ de calor te recuerda que no sólo se acercan las vacaciones, sino que también se acercan unos días de temperaturas asfixiantes, en las que el aire se sustituye por una masa gaseosa apenas respirable. Únicamente quieres llegar a casa y tratar de conciliar el sueño entre sudores y una sensación de que mañana volverá a ser un día muy largo.

Sin embargo, llegas a tu coche, te sientas en el asiento, enciendes el motor y a través de los altavoces suena una melodía que te reconforta, que te hace olvidar por unos minutos tus preocupaciones. ¿Quién no ha cantado ‘a pleno pulmón’ su canción favorita en un atasco sin importar lo que puedan pensar los atónitos ocupantes del vehículo que rueda a tu lado en el atasco de las ocho? ¿Quién no tiene una lista de reproducción que sólo escuchas cuando viajas sólo y la cual negarás haber creado en caso de ser descubierto?

La música es muy importante en nuestras vidas y se ha convertido en un complemento indispensable para nuestros trayectos en coche. Los estudios apuntan que una canción que nos gusta es capaz de liberar un tipo de hormonas que mejoran la respiración y con ello, se reduce el estrés. Sin embargo, una mala calidad del sistema de sonido y de la acústica del habitáculo puede tirar por tierra una experiencia que nos puede aportar muchos beneficios tal y como reconoce el profesor de la Universidad de Canterbury, Stephen Clift:

“Cantar en alto y libre de inhibiciones, significa una liberación mental que será mayor cuanta más energía emplees en ello. Especialmente cuando nosotros cantamos canciones conocidas en alto, experimentamos un factor de sentimiento positivo brotando desde dentro, respiramos más despacio e incrementamos nuestra actividad muscular. Nosotros nos sentimos menos estresados y más relajados.”

Toda esta puesta a punto auditiva no se realiza al azar. Cada fabricante tiene sus propios socios de confianza y estas empresas a su vez tienen especialistas y técnicos en sonido que trabajan cada día para que no sólo nosotros podamos disfrutar de nuestra música favorita mientras conducimos, sino que también los propios creadores, sin importar si son directores de orquesta, solistas de country o grupos Indie, puedan ver reproducida su obra de una forma fidedigna.

Jan Schroll, responsable del departamento Multimedia y Conectividad de Ford Europa ha explicado cuál es el método de trabajo empleado por la firma del ovalo para que sus vehículos incorporen el sistema de sonido adecuado. Un proceso metódico y escrupuloso que pretende asegurar que se puede disfrutar de las canciones de todo tipo de estilo. Es por ello que durante las pruebas se reproducen más de 5.000 canciones con artistas tan distintos como Adele, los Foo Fighters o Jay-Z, con el objetivo de asegurar que la tecnología utilizada se amolda a cualquier tipo de sintonía. Algo que también implica escuchar conciertos en directo e incluso crear sus propias canciones con el objetivo de asegurarse de que todos los espectros y matices sonoros pueden ser escuchados a través de los altavoces.

“Cualquier momento del día tiene una banda sonora. Dedicamos miles de horas para ajustar el sistema de audio de Fiesta utilizando materiales de primera calidad y hacer que la música suene exactamente como el artista quería, con claridad y pasión.”

Todo ello con el objetivo de tener tu propio karaoke sin necesidad de letra dentro del coche. Sin duda, el mejor tratamiento para todos aquellos que deben sobrevivir a la jungla urbana cada día. En el caso del nuevo Ford Fiesta, el sistema de B&O PLAY de 675 vatios lo convierte en el más poderoso que equipa un vehículo de su segmento, una forma perfecta de crear tus propios conciertos en solitario mientras reproduces lo que ahora conocemos como ‘listas de reproducción de música para conducir’ que con el tiempo han ido sustituyendo a las cintas y CD’s grabados con sugerentes títulos como ‘Verano Mix’ o ‘Baladas’.