Abre los ojos, no es un sueño: a la venta un rarísimo Ferrari FXX Evoluzione… ¡Legal para la carretera!

 |  @Dieguti_  | 

Hay algunos coches que son sólo para unos pocos elegidos, literalmente. Es el caso de los modelos más especiales de marcas como Ferrari, en los que la propia marca se reserva el derecho de elegir cuidadosamente a quién le vende sus creaciones más exclusivas como los 599XX, FXX o el más reciente FXX-K, la versión más radical del LaFerrari. Por eso siempre es curioso cuando uno de estos coches se pone a la venta, pues es una oportunidad única de especial rareza. Es el caso del FXX protagonista de estas líneas, uno de los poquísimos homologados para circular por carretera, que además cuenta con la mejora Evoluzione. Mucho más exclusivo que el LaFerrari, el Enzo e incluso muchísimo más que el F50… ¿Cuánto estarías dispuesto a pagar por una rareza como este FXX Evoluzione, uno de los Ferrari más exclusivos construidos?

El Ferrari FXX se anunció oficialmente en diciembre del año 2005, algunos meses después del lanzamiento del Enzo, el modelo sobre el que se basa. El FXX reducía el peso al máximo prescindiendo de todo lo prescindible hasta quedarse en sólo 1155 kilos (en seco) y de su motor V12 atmosférico de 6,3 litros se extraían 800 CV a 8500 rpm, potencia que luego se podía incrementarse dependiendo del reglaje del motor.

Los 800 CV extraídos de su V12 atmosférico suponen 120 más que el Enzo sobre el que se basa. Junto a la reducción de peso llevada al extremo, el FXX es capaz de hacer tiempos de locura en cualquier circuito

Si bien ya ocurría en el Enzo, en el FXX era mucho más patente la transferencia tecnológica de la Formula 1, con un cambio secuencial de seis velocidades que cambiaba en apenas 100 milésimas de segundo, frenos carbocerámicos tremendamente potentes, suspensiones tipo push-rod en ambos ejes, un reglaje aerodinámico salvaje y un sistema de telemetría con el que Ferrari podía conocer, gestionar y mejorar así el pilotaje de sus clientes en cada uno de los circuitos que visitaban con el programa Corse Clienti. Con todo, el FXX era un coche mucho más rápido en circuito que el Enzo y se hizo aún más rápido con la llegada del paquete de mejoras Evoluzione.

Es con esa última evolución con la que se equipa el FXX de las imágenes, un FXX Evoluzione que lleva su motor hasta los 860 CV gracias, principalmente, a incrementar el régimen hasta las 9500 rpm, pero que también recibía cambios en el reglaje del cambio (en el Evoluzione cambia de marcha en sólo 60 milisegundos) así como en el control de tracción. También se retocaba la geometría de la suspensión y una mejora en el equipo de frenado servía, entre otras cosas, para duplicar la vida útil de las pastillas. Los FXX Evoluzione recibieron también cambios en el apartado aerodinámico: un nuevo difusor trasero incrementaba aún más el downforce y aumentaba un 25% la eficiencia aerodinámica.

En el interior hay una jaula antivuelco, asientos baquets, auriculares para comunicarse con el equipo o el copiloto en medio del ensordecedor sonido del motor, mucha fibra de carbono, Alcántara y un extintor de incendios… El equipamiento de confort se limita a lo justo y necesario en pro de conseguir el mejor tiempo por vuelta en circuito.

Nuestro protagonista está a la venta en el concesionario especializado en coches de lujo Amari y piden por él £2,599,995, que al cambio actual son 3,1 millones de euros. Durante su poco más de una década de vida, este FXX Evoluzione ha recorrido menos de 2100 km, a pesar de contar con una particularidad que le hace aún más raro: está homologado para circular por calles y carreteras… En Reino Unido.

Un modelo tan raro y espectacular como este tiene un alto precio a pagar: concretamente, 3,1 millones de euros

Aunque el vendedor asegura que es el único FXX en el mundo homologado para circular por carretera, lo cierto es que sólo hay que navegar un poco en Internet para descubrir que no es así: existen al menos dos ejemplares más (que se sepa) aptos para circular por la calle e ir a por el pan en tu máquina de circuitos. Uno de ellos, pintado originalmente en color celeste, reside en Suiza y otro, rojo, en Alemania. También asegura el concesionario en cuestión que este fue el primer FXX construido, un detalle por el que, de ser cierto, un coleccionista estaría dispuesto a pagar más dinero.

¿Cómo se consigue homologar para la calle una máquina devoracircuitos? A diferencia de los McLaren P1 GTR homologados para la calle, de los que se encarga el preparador externo Lanzante, en el caso de este FXX Evoluzione se envió el coche a la propia Ferrari para que le añadiese elevador del eje delantero, intermitentes, luces largas y de freno, freno de mano, claxon, neumáticos de carretera y una suspensión más suave con algo más de altura libre al suelo (aunque sigue yendo prácticamente pegado al suelo). Aún con todo lo anterior, sólo está homologado en Reino Unido.

Con una producción de sólo 38 ejemplares, la exclusividad del FXX está prácticamente a la altura de modelos como el 250 GTO

El FXX se vendía nuevo a un precio estratosférico (del orden de los 2,5 millones de euros) y en esa cifra se incluía el coche y el programa de carreras Corse Clienti para correr por circuitos de todo el mundo. A ese precio habría que sumarle, además, el de la posterior mejora Evoluzione y la adaptación para poder circular por carretera. Con una producción de sólo 38 ejemplares (algunas fuentes apuntan a 29 unidades, pero en realidad se construyeron algunas más), la exclusividad -cuantitava, al menos- del FXX está prácticamente a la altura de modelos como el 250 GTO. Sin embargo, la exclusividad de esta unidad va más allá al tratarse de un FXX Evoluzione, una mejora de la que pueden hacer gala menos de la mitad de los FXX fabricados.

Fuente: Amari
En Diariomotor:




Lee a continuación: El club de pilotos de los domingos Ferrari FXX y 599XX

  • X 2.0

    Uno nunca deja de ver cosas nuevas. Encontrará dueño rápido. Pero siempre entendí que los coches del programa FXX nunca saldrían de las instalaciones de Ferrari, que ellos los guardaban, los mantenían y los mejoraban, además de programar las sesiones de pilotaje en diferentes circuitos.