¿Es el futuro rotativo? Las dos nuevas patentes de Mazda insuflan vida al motor de ciclo Wankel

( @sergioalvarez88 ) el

¿Hay futuro para el motor rotativo de Mazda? El retorno del motor de ciclo Wankel sigue siendo muy esperado por todos los aficionados al automovilismo, pero no está exento de retos y contratiempos, especialmente en lo tocante a su eficiencia y nivel contaminante, dos puntos que deben ser subsanados para su eventual retorno. Sabemos que un grupo de ingenieros selectos trabajan intensamente en posibilitar su retorno, ya sea como propulsor de un esbelto deportivo de propulsión trasera, o como extensor de autonomía en un coche eléctrico. Las dos patentes que Mazda acaba de registrar aportan algo de luz al futuro del motor rotativo.

La primera de las patentes, según informa Autoblog, convertiría al motor rotativo en un extensor de autonomía para coches eléctricos, una solución similar al motor de scooter que BMW usa en su i3 REX. La patente muestra un motor rotativo de pequeño tamaño y cubicaje, con un solo rotor. Este motor estaría montado en la parte trasera del coche, y solo funcionaría cuando la batería del coche eléctrico estuviese agotada. El motor no estaría conectado a las ruedas, ni podría mover al coche por sí mismo – de eso se encargaría un motor eléctrico, moviendo el tren delantero del coche. Este rotativo simplemente nos ayudaría a seguir adelante.

La segunda patente parece más interesante, aunque en cierto modo está relacionada con esta primera. Es la primera patente para un sistema Stop&Start de desconexión automática del motor en paradas, similar al que ya usamos en los motores de pistones desde hace más de una década. Aunque el concepto sea el mismo, el funcionamiento del motor rotativo plantea retos únicos, especialmente en una desconexión rápida. El rotor debe quedar parado en una posición concreta, de manera que los gases de escape no se cuelen en el puerto de admisión. Un encendido extra de bujía quemaría la mezcla no encendida sobrante.

Estas patentes se unen a la prometedora patente de hace algo más de un año, en la que simplemente se mostraba un deportivo de tracción trasera con un motor rotativo turbo en posición delantera. Aunque ese sea el retorno que deseamos para el motor rotativo, deberíamos celebrar el hecho de que Mazda no tire la toalla con esta tecnología, y que de una manera u otra, logren eventualmente su retorno a las calles. Incluso podría llegar con hidrógeno como combustible, como modelo de movilidad de cara a un futuro con muchas menos emisiones. Lo que queda claro, es que el motor rotativo está muy lejos de desaparecer, afortundamente.

Fuente: Leftlane News
En Diariomotor:

¿Un motor rotativo y turbo para el sucesor del Mazda RX-7 y el RX-8?


Mazda RX Vision Concept: ¡el motor rotativo regresa a Mazda! Y lo analizamos en 5 claves