Morgan EV3 Junior: el juguete definitivo para tu hijo petrolhead te costará lo mismo que un Mazda MX-5 NC de ocasión

 |  @HerraizM  | 

Hace cerca de un año, con motivo del Salón de Ginebra 2016, Morgan nos presentó una versión eléctrica del Morgan 3 Wheeler, un Morgan que, bautizado como Morgan EV3, nos proponía una nueva perspectiva de la encantadora estética del 3 Wheeler. Ahora la firma británica va un paso más allá y nos propone convertir al Morgan EV3 en el coche favorito de los más pequeños de la casa… ¿Cómo? De la mano del Morgan EV3 Junior.

Seguro que si le compras a tu hjo el Mazda MX-5 y se lo guardas hasta que tenga 18 años (conduciéndolo tú mientras) te lo agradecerá más:

Como podrás imaginar el Morgan EV3 Junior es un Morgan 3 Wheeler a escala y sí, claro, cuenta también con una mecánica eléctrica.

Inalterada su estética clásica, con todos los detalles perfectamente cuidados, este Morgan EV3 para niños es capaz de acelerar hasta los 16 km/h y cuenta con marcha atrás, siendo su autonomía de unos 16 kilómetros tras recibir 4 horas de carga en una toma de corriente convencional.

Como Morgan sabe que sus clientes son unos caprichosos pone a disposición de los propietarios del Morgan EV3 Junior una serie de paquetes de pegatinas para personalizarlo además de poder escoger entre un extenso catálogo con 40.000 tonos diferentes (se dice pronto) siendo el rojo, el verde o un tono marfil los colores “de serie”, gratuitos, para este 3 Wheeler, que además cuenta con una tapicería de cuero negro o marrón.

Seguro que, llegados a este punto y sobre todo si tienes a un “pequeñajo” en casa te estas preguntando su precio… Sí, vienen las malas noticias.

El Morgan EV3 Junior tiene un precio de partida, impuestos al margen, de 6.662 libras lo que al cambio actual significa que tendremos que abonar un total de 7.730 euros para hacernos con este “juguete”.

Sí, casi el precio a pagar por un utilitario generalista, por alguno de esos superventas que pueblan las calles de nuestras ciudades… pero claro, es el precio a pagar por ser el más chulo del parque.