Motor V5: la corta pero curiosa historia de un capricho de Volkswagen

 |  @ClaveroD  | 

Sí, Volkswagen tiene una peculiar fijación con el diseño de los motores y desde hace décadas gusta de sacar los pies fuera del tiesto con apuestas tan arriesgadas como los motores en W. Pero en su historia hay motores tan peculiares o más que el propulsor W12 que todavía se mantiene, el descomunal W16 del Bugatti Chiron o el VR6 venerado por tantos. Hubo una época que Volkswagen quiso reinventar los 5 cilindros, no de forma convencional, sino creando un exótico motor 2.3 V5 que muy pocos conocen y que todavía menos han visto.

El motor V5 era realmente un VR6 al que se le estirpó el primer cilindro

Los motores de 5 cilindros son mecánicas que se caracterizan por su escaso empleo en la historia del automóvil, pero siempre que se han empleado se ha realizado a través de un diseño en línea con el que ofrecer el mejor equilibrio en materia de vibraciones. Su falta de apoyo la encontramos en los mejor equilibrados 6 en línea y en la polivalencia de los 4 en línea. A pesar de ello y aunque Mercedes y Volvo también los usaron durante mucho tiempo, a día de hoy todavía sobreviven los 5 en línea de la mano de Audi y el bloque 2.5 TFSI empleado por los RS3, Q3 RS y TT RS.

Pero todo esto a Volkswagen no le importaba en 1997, y a pesar de tener el 5 en línea de Audi a su disposición, decidió partir de cero y crear un motor V5, sí, 5 cilindros en configuración en V estrecha con 15º entre bancadas pero con una única culata. Nacía así un motor peculiar, más incluso que el VR6 del que derivaba, pues Volkswagen creó un bloque ultracompacto donde 5 cilindros trabajaban en un espacio similar al que necesitaba un convencional 4 en línea. La primera generación de este motor 2.3 V5 llegaría al mercado en especificación de 150 CV con culata de 10 válvulas – 2 por cilindro – y el objetivo de ser un escalón intermedio en materia de prestaciones para mover al Golf IV GTI, dejando a los VR6 un peldaño por encima siendo comercializados en variantes de 2,8 litros y 204 CV primero, y 3,2 litros y 240 CV después para la especificación más potente y deportiva que fue el Golf R32.

Oldsmobile creó un V5 diésel pero finalmente lo descartó, Honda llevó al V5 al éxito en competición de la mano de la RC211V

El motor V5 jamás destacó demasiado en Volkswagen, y eso que fue integrado en las gamas de Golf, Bora, Beetle, Passat e incluso en el SEAT Toledo en un intento de subir el caché de la berlina española que militaba en un segmento distinto al actual y gozaba de un notable éxito comercial por aquel entonces. El motor 2.3 V5 de 150 CV – el bloque original – quiso ofrecer algo realmente nuevo como mecánica, y pese a lo exótico de su diseño, su funcionamiento era suave y progresivo, sin embargo se caracterizaba por una entrega de potencia lineal donde faltaban bajos y en menor medida altos, pero con unos medios notables que garantizaban buenas recuperaciones. A todo ello hay que añadir que fue un motor tragón por por sus características.

Tras la primera versión de 150 CV, Volkswagen no cesó en su empeño y actualizó el propulsor V5 estrenando una nueva culata con 20 válvulas – 4 por cilindro -, distribución variable y una optimización de la gestión del encendido y la inyección. A la postre el dato que más destacó en esta evolución fue la ganancia de 20 CV, lo que llevó al 2.3 V5 hasta los 170 CV a 6.200 rpm, sin embargo el verdadero trabajo de Volkswagen se había centrado en mejorar el carácter del motor y reducir sus consumos. El motor V5 había mejorado, ofrecía más donde antes flaqueaba, pero todo eso no valió de nada para sobrevivir.

De forma paralela Volkswagen había estado desarrollando el 1.8 20V Turbo, un motor de cuatro cilindros en línea, sobrealimentado y con 5 válvulas por cilindro que superaba en todo al 2.3 V5 y ofrecía una configuración modular para permitir diferentes niveles de potencia, compatibilidad con diferentes transmisiones e incluso capacidad para combinarse junto a la tracción total pese a ser un motor transversal. El V5 que había sido puesto al día firmó su sentencia y en muy poco tiempo fue desapareciendo de las gamas en favor de un 1.8 Turbo más explosivo y con un menor consumo, en el recuerdo sólo quedarían los pocos modelos que instalaron aquel exótico V5 y el sonido de este motor que se convirtió en una de sus mejores señas de identidad.

En Diariomotor:

  • Jacobo87

    Bastante popular en EEUU. Recuerdo bastantes Bora con ese motor allí en la época. Se adaptaba como un guante a las exigencias como coche familiar de los barrios residenciales americanos (funcionamiento suave y poca necesidad de potencia).

  • Manolo

    Pues hablando de VW y motores de cinco cilindros, en México todavía sobrevive el 2.5l en los Jetta, Beetle y Passat.

    • yotelojuroqueyonofui

      V5……. no L5

  • Fred

    Tuvo 2 contras. 1)el 1.8T estaba apareciendo como una opción mas razonable en cuanto a potencia y consumos.(Explicado en la nota).
    2) Se decía, en el mundillo de mecanica y mantenimiento, que era una motor demasiado confiable (por no decir indestructible) cosa que no le convenía VW a la hora de poner repuestos en calle y cobrar por mantenimientos

  • socun

    Muchos modelos VW, y SEAT han existido en cortas series. que no han tenido continuidad en el catálogo.
    Muchos, y algunos de ellos, serán auténticas rarezas.
    Razones de politica comercial.
    Desde “SEAT LEON” con mecánicas AUDI, destinados a Directivos de SEAT ( hoy dia vigentes y fabricados)
    a…….modelos “vetados” (tambien LEON 1ª serie en este caso), que fueron fabricados, homologados, y fabricados en pre-serie, que tenian? algo que haria babear…….tracción 4, dos puertas, mecánica V6, interiores de una factura soberbia…..es decir, un “casi” Audi TT, versión SEAT. Fue vetado, y achatarradas las unidades no asignadas a directivos.
    Conduje por razones `profesionales de homologación unas unidades de ellos.

    • Consejero delegado de la seat

      Los primeros cupra eran motores v6 con tracción total, concretamente el 2.8 de 204cv. Y no, mi hermano no era directivo y mira, tuvo uno.

      • X 2.0

        Totalmente de acuerdo, yo los he visto en foros y en venta. Es un modelo muy raro, porque quedó totalmente eclipsado por el grueso de ventas del Leon que se concentraba en los FR y en los TDI de 100 y 90 cv que todo el mundo equipaba con piezas del FR y Cupra o los usaban para cutretuning.

        • Interior para babear.

          Hombre, no es que quedara eclipsado, mas que nada porque valdría bastante más que los TDI de 90cv por ejemplo que mencionas, no olvides que era un Cupra, la versión más potente y “radical” de la gama.

          Ciertamente quedaron eclipsados por los Cupra 1.8 turbo de tracción delantera, mucho mas rápidos y dinámicos, mas que nada por el ahorro de peso, y menos sedientos.
          Digamos que el motor v6 con tracción total quedaría mejor en una especie de León o Toledo mas burguesa y lujosa, no en la opción deportiva “pura sangre”.

          Un saludo.

          • X 2.0

            Completamente de acuerdo. Quizá utilizando el término eclipsado no me explicado bien.
            Pero así es, esa configuración debieron dejarla para otro tipo de modelos. También pienso una cosa, ese 1.8 20VT ligado a tracción a las cuatro ruedas hubiera estado bien.

    • Casper de mecánica Audi

      Menudo cuñado estás hecho tolai jajaj

  • Paco Tce

    Teniendo el 1.8t que es duro como una roca y que aguanta potenciaciones de hasta 340cv con todo sus partes internas stock, quién quiere un V5 tragón y poco prestacional??

    • X 2.0

      Totalmente de acuerdo, como dicen por aquí, es un motor muy de mercado americano, donde les preocupa mas la suavidad y que aparente que es un motor gordo antes que los consumos o si está bien aprovechado.

  • X 2.0

    Yo aquí, en Cantabria, he podido ver circulando varios, y de echo, tengo cerca un Toledo V5 aparcado, del que lo único que destaca es eso, la chapita de V5.
    La primera vez que supe de este motor fue a través de los catálogos del Bora y el Golf que aún conservo, de echo aparece en la mayoría de fotos, sin embargo apenas se vendió.

    Está claro que todo el éxito se lo llevo durante muchos años el 1.8 20VT, ese motor estaba muy bien aprovechado y como dice el articulo, preparado para potenciar. A dia de hoy sigue siendo un motor muy buscado y modificado entre los aficionados al grupo VAG, y se pueden ver muy buenas preparaciones por encima de los 200 cv.

  • Ferrari50

    Motores descafeinados al igual que el L5 de de los antiguos Audi. Para 5 cilindros de locura los de los 850 de VOLVO. Eso era caminar.

    • Benito Kamelas 5 cilindros.

      Será que el 2.2 5 cilindros turbo de los S2 y los 100 S4 no andaba…

      • Ferrari50

        Sin duda compañero. Un lapsus por mi debilidad hacia los T5 en sus diferentes variantes. Saludos.