Probamos el Hyundai i30 2017: León, 308 y Golf, Hyundai os lo ha puesto difícil

 |  @ClaveroD  | 

El segmento de los compactos está más activo que nunca con los fabricantes dando importantes saltos en calidad y dotación de equipamiento, la brecha entre generalistas y premium cada vez es menor y el último ejemplo lo tenemos en la nueva generación del Hyundai i30. El nuevo compacto de Hyundai tiene como objetivo hacerse con una gran parte del pastel europeo, apuntando a pesos pesados como SEAT León, Peugeot 308 e incluso el todopoderoso Volkswagen Golf. Para ver que hay de verdad en este ambicioso plan del Hyundai i30, hemos puesto a prueba su gama y así descubriros sus claves.

Hyundai ha evolucionado de tal modo que me atrevo a decir que no posee rivales en todo cuanto representa este importante cambio, son indudablemente los que más y mejor han cambiado en la última década. De aquellos espartanos automóviles asiáticos a productos como el nuevo Hyundai i30 que ha sido desarrollado por y para Europa contando con escenarios para puesta a punto tan sagrados como el circuito de Nürburgring. El nuevo Hyundai i30 se produce en la planta de Hyundai en República Checa, en Nosovice, algo que no hace sino reafirmar el foco de este producto por y para el viejo continente. No es un generalista más, y para ello Hyundai ha realizado una apuesta muy agresiva en la que estrena un diseño totalmente nuevo, un gran avance en calidad de materiales y construcción, dotación de equipamiento a la altura de segmentos superiores y una política de precios que lo ubican en posiciones bastante atractivas en el segmento.

Hyundai i30: apuesta por calidad y equipamiento

A nivel de diseño exterior el Hyundai i30 ha corrido los riesgos justos, encontrando una línea de corte clásico y elegante en su vista lateral y zona posterior, dejando la mayor muestra de carácter y personalidad en el frontal con la nueva parrilla frontal de grandes dimensiones y las ópticas con iluminación LED para fabricar una firma estilística muy fácil de identificar. Este diseño, que podemos llegar a catalogar como sobrio, verá este mismo 2017 la llegada de una carrocería de tipo familiar, otra de tipo “fastback” inédita en el segmento y una versión de altas prestaciones bajo el sello Hyundai i30 N con una potencia que podría rondar los 300 CV. No habrá variante de carrocería con 3 puertas.

En el interior es donde el Hyundai i30 muestra su mayor mejora con respecto a la generación anterior. El i30 ha dado un importante salto cualitativo y esto se percibe desde el primer instante en el que te acomodas en sus asientos. Hyundai ha apostado por un habitáculo limpio y amplio dejando que el sistema de infoentretenimiento con pantalla de 5 u 8 pulgadas sea el principal protagonista. Esta interfaz “flota” sobre el salpicadero, pero lo hace de forma sutil para mantenerse como un elemento bien integrado y cuyo manejo es sencillo y muy intuitivo. Hyundai ha preferido mantener independientes los mandos de mayor uso como climatizador o volumen, algo que nos parece un acierto en cuanto a control de las funciones.

Mucho equipamiento, un interior amplio y 395 litros de maletero

Pese a que la importancia de la conectividad y la obligatoriedad de integrar lo último en sistemas multimedia ha conseguido que haya múltiples posibilidades a la ahora de integrar funciones en el habitáculo, el cómo ha abordado este aspecto el Hyundai i30 nos parece el más acertado. La ubicación de los mandos y el acceso a ellos se realiza de forma intuitiva y las funciones se encuentran y ejecutan de forma rápida. El diseño de la interfaz no brilla por su diseño o su entorno, pero cumple con creces y es realmente sencillo acceder a todas las funciones del sistema de infoentretenimiento o del cuadro de instrumentos.

En materia de calidad, el Hyundai i30 ha querido demostrar que la lucha entre los compactos generalistas se va a poner aún más complicada. La llegada del SEAT León, Peugeot 308, Renault Mégane u Opel Astra ha demostrado que a estas alturas cada detalle importa, acercándose sin tapujos a modelos que parecían intocables como el Volkswagen Golf que sigue siendo el referente en el mercado. El Hyundai i30 ha sabido leer las intenciones de sus rivales y se ha sumado a ese salto cualitativo, apostando por buenos ajustes, superficies de aspecto y tacto agradable y un buen nivel de aislamiento y filtrado de las vibraciones y sonoridad que provienen del exterior. ¿Está a la altura del Golf? Casi, el Hyundai i30 se ha quedado bastante cerca, como ha pasado con todos sus rivales, pero esos mínimos detalles que podrían mejorarse ya os adelanto que sólo serán un hándicap para los muy exigentes.

El Hyundai i30 no está lejos de un Golf en calidad y construcción, pero sus tarifas son mucho más económicas

En equipamiento es donde el Hyundai i30 se desmarca de muchos de sus rivales directos, encontrando un despliegue de primer orden con todo tipo de elementos de confort como los asientos con ajuste eléctrico, ventilados y calefactados; lo último en infoentretenimiento con la suscripción por 7 años a TomTom Live, pantalla táctil de hasta 8 pulgadas y compatibilidad con Apple Car Play y Android Auto; y en materia de seguridad con la integración del sistema de frenada autónoma de emergencia, iluminación Full-LED, asistencia para el mantenimiento de carril, control de crucero adaptativo, detector de fatiga, alerta de tráfico trasero, etc.

Nos ponemos al volante del Hyundai i30

Tras repasar los principales cambios vistos en el Hyundai i30, es el momento de poner a prueba lo que promete. Durante la presentación hemos podido conducir el nuevo propulsor gasolina 1.4 T-GDI de 140 CV y la mecánica diésel 1.6 CRDI de 136 CV. Ambas mecánicas pueden estar asociadas a un cambio manual de 6 relaciones o uno automático DCT de doble embrague con 7 relaciones.

Una dinámica más elaborada, pero donde el confort es su principal virtud

Comparando ambas mecánicas nos resulta más satisfactorio el motor diésel por su menor consumo y por su mejor respuesta a bajas revoluciones. Aún así, el motor gasolina ofrece una respuesta más satisfactoria en la zona media-alta del cuanterrovoluciones, es bastante más silencioso y solo se ve penalizado por unos consumos superiores. Según los registros del ordenador de a bordo del Hyundai i30, y realizando trayectos similares, la mecánica diésel se movió en torno a los 6 l/100 Km, mientras que la mecánica gasolina no bajó de 8 l/100 Km. En ambos trayectos se buscó una conducción más bien ágil, con gran presencia de desniveles y curvas cerradas. En el apartado de transmisiones, el cambio automático es un elemento muy a considerar para aquellos que prioricen el confort. Sin ser un cambio que brille por rapidez, su trabajo es suave y preciso en todo momento y permite el control secuencial tanto desde las levas del volante como desde el selector de la consola central.

La puesta a punto del chasis del Hyundai i30 nos ha resultado bastante acertada y mucho mejor a la de su generación anterior que pecaba de blanda. En materia de suspensiones el Hyundai i30 se beneficia de un esquema de suspensiones independientes para el eje trasero, consiguiendo un comportamiento más neutro y con mayor aplomo, especialmente al abordar giros cerrados o fuertes cambio de apoyo. La dirección asistida – eléctrica – estrena un nuevo software que mejora la respuesta y reduce la desmultiplicación. El resultado de esta nueva dirección es muy perceptible, recibiendo más información y perdiendo parte de ese tacto artificial tan común a día de hoy, aún así creemos que podría pulirse algo más para mejorar la comunicación entre neumáticos y conductor.

Gama y precios del Hyundai i30

El nuevo Hyundai i30 tendrá un precio de partida de 14.900 euros

En el lanzamiento del nuevo Hyundai i30 la oferta partirá desde 14.900 euros, precio aplicable al Hyundai i30 con motor gasolina 1.0 T-GDI de 120 CV y nivel de acabado Klass. La estructura de la gama i30 se divide en tres niveles de acabado: Klass, Tecno y Style, y 5 motorizaciones distintas: 1.0 T-GDI de 120 CV, 1.4 T-GDI de 140 CV, 1.6 CRDI de 95 CV, 1.6 CRDI de 110 CV y 1.6 CRDI de 136 CV. Para aquellos que quieran optar por la transmisión automático DCT de doble embrague y 7 relaciones, el desembolso extra será de 1.675 euros. La versión diésel más económica de la gama i30 será el 1.6 CRDI de 95 CV en acabado Klass desde 15.950 euros, teniendo el mismo motor 1.6 CRDI pero en variante de 136 CV, acabado Style y transmisión automática como la configuración más costosa con un precio de 23.100 euros.

En Diariomotor:

Lee a continuación: ¡Arranca la producción del nuevo Hyundai i30! En enero estará en los concesionarios dando guerra al nuevo Volkswagen Golf y compañía

Solicita tu oferta desde 13.990 €
  • Kanzler

    Los coches como la comida, entran por los ojos parece.

    Este coche para mi opinión puede sin temor mirar al Golf en los ojos. El diseño es tan equilibrado y armonioso que dudaría en decir cual de ambos prefiero.
    El problema es el nombre y el origen. Me dice y pesa mucho mas para mi VW, AUDI, BMW , SEAT, u otra buena marca europea, etc.etc.etc.

  • alex

    no comprare nunca un coche con la pantallita flotando. sea audi hyundai o san pedro. que horror de moda. siempre para mi gusto claro. respetando al que pueda gustarle.

    • Mirhades

      amén.

  • Orion3

    Dios, menuda copiada del 308 por fuera y por dentro…

    • Kanzler

      Es cierto, tienen grandes parecidos. Encontraba familiar el interior pero no me había dado cuenta que venía del 308.
      En el 308 mejor solucionado la posición de la pantalla y fija en el salpicadero , pero esas ópticas y frontal del Peugeot lo desmerecen.
      A calidad creo que el coreano sea mas cualitativo que el 308.

    • MKL

      Y el 308 es una copiada del primer KIA Ceed.

      ¿quien fue antes el huevo o la gallina?

      • Kanzler

        Todo comenzó con el Golf.
        Todos han tratado de imitar o acercarse al Golf, ya desde aquel desgraciado Fiat Stilo y pasando por Peugeot y también claro KIA. De todos creo que en calidad el que se acerca al Golf es el KIA, el resto siguen en un escalón mas bajo.

  • ThePgR777 .

    Pienso que se llevan poco en precio respecto a un Golf, Peugeot, Seat, etc. Por lo que la gente preferirá ir a estas marcas antes que a Hyundai. O que se les ocurra hacer algo para motivar las ventas aunque hayan mejorado últimamente, en este mercado seguirá siendo un Hyundai y eso no cambiará rápidamente

  • jose

    Para mi gusto un paso atrás en diseño. Era más innovador la anterior generación, tanto que tal pareceria que esta es la verdadera 2 edición del i30.

  • Oliver

    Buen coche, incluso muy bueno, si uno lo piensa con la cabeza. Pero mi corazón no se puede enamorar de ese exterior, especialmente el frontal, que me parece horroroso (esa calandra retorcida y pretenciosa me da grima).