Habitualmente somos bombardeados con anuncios de coches que salen a subasta. Me viene a la cabeza un BMM M1, que salía a subasta con sólo 681 km en su odómetro. O un Lancia Delta Integrale con menos de 50 km en el odómetro. Este tipo de anuncios me producen un gran rechazo, incluso malestar físico. ¿Cómo es posible que alguien haya tenido estos coches almacenados durante décadas sin apenas usarlos? Por fortuna, este no es uno de esos casos. En Villa Erba se venderá este espectacular BMW 507, con abundantes kilómetros de color turquesa y nunca restaurado. Así es como nos gustan los clásicos, disfrutados.

Continuar leyendo »

18 de Mayo de 2017