15 de Junio de 2017 (*) actualizado a las 19:35

10 segundos: el gran problema de la conducción autónoma

( @ClaveroD ) el

Sabemos que la conducción autónoma levante recelos entre el grueso de los conductores. La idea de dejar en manos de la tecnología nuestra seguridad es cuanto menos cuestionable, pero hasta hoy nadie se había atrevido a ofrecer una conclusión real sobre el riesgo de fallo de la conducción autónoma. La conducción autónoma no es infalible, y Audi ha sido el primer fabricante en dar a conocer que el tiempo necesario para que un conductor vuelva a retomar el control de un vehículo cuando falla su “piloto automático” es de nada menos que 10 segundos.

Audi RS7 piloted driving concept

La práctica totalidad de fabricantes y firmas implicadas en el desarrollo de algún sistema de conducción autónoma señalan a esta tecnología como el mayor avance que se haya conocido en seguridad en el automóvil. Eliminar el factor humano de la conducción es una de las claves que defiende esta afirmación, y es que el error o negligencia del conductor suele ser la principal razón de que se produzca una colisión o atropello.

Pero la tecnología tiene ante sí el gran reto de ofrecer una herramienta segura ante cualquier posible variable, incluido el propio fallo del sistema. Este planteamiento es el que Audi ha analizado durante la evolución de su programa “Piloted Driving”, descubriendo que en el caso de que el vehículo deje de ser capaz de conducir por sí solo, el conductor empleará hasta 10 segundos para ser consciente del fallo y volver a recuperar el control del vehículo.

Loading the player ...

10 segundos es un periodo de tiempo demasiado extenso, más aún cuando hablamos de altas velocidades. Por ello desde Audi están centrando sus esfuerzos en reducir este tiempo tanto como sea posible. En pleno desarrollo de las primeras funciones de conducción semiautónoma, y tras dar a conocer el potencial de la tecnología con el Audi A7 Sportback rodando al límite en el circuito de Hockenheim, parece que Audi se tomará su tiempo antes de dar el siguiente gran paso en este campo.

Conseguir que la tecnología sea capaz de predecir sus propias anomalías es uno de los frentes, sin embargo todavía queda por resolver la responsabilidad en caso de fallo y cómo conseguir que el conductor evite perder la atención cuando su papel en vehículo es puramente secundario.

Audi RS7 piloted driving concept

Fuente: Automobile Magazine
En Tecmovia: Así fue la “vuelta rápida” del Audi RS7 sin conductor en el circuito de Hockenheim | Así es cómo Audi quiere llevar la conducción autónoma a los circuitos

Comentarios...

  1. Osvaldo Doldán

    No soy muy amante de este tipo de tecnologías, pero era muy raro que este tipo de sistemas no era el 100% infalible, pero 10 segundos es algo mucho por si el vehículo en cuestión de segundos pierde el control poder realizar una maniobra que puede definir el resultado. Pero bueno me parece excelente Audi quiera mejorar mas esa falencia que tiene, pero personalmente prefiero seguir manejando de la manera tradicional.

No está permitido comentar.