29 de enero de 2015 actualizado a las 15:54

Asociado íntimamente a la política de gestión de la movilidad urbana, el aparcamiento es un instrumento ambivalente al servicio del propio conductor y la organización del tráfico. Gracias a las nuevas tecnologías es posible ofrecer un acceso mejorado, un sistema de pago cómodo así como una efectiva administración de las zonas de aparcamiento y la información para el conductor. Independientemente de que se trate de aparcamientos públicos o privados, la tecnología también puede satisfacer la transición entre diferentes medios de transporte buscando alternativas que acorten nuestros trayectos.

Continuar leyendo »