Tinder: ¿sexo fácil o algo más?

Laura Bastón @laurabpazo

“¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este?¿Qué clase de aventuras has venido a buscar?…” de Burning es lo primero que se me viene a la mente cuando pienso en mi aventura en las tierras hostiles de Tinder. No voy a contaros mi vida sentimental ni mis aspiraciones en cuanto a una pareja, pero este tipo de lugares no es el sitio adecuado para encontrar a la persona con quien compartir tu día a día… Pero si te apetece un revolcón rápido y sin mucho esfuerzo, sin duda alguna Tinder te lo pondrá muy fácil… O eso es lo que creía.

Sin darle muchas vueltas, y con el objetivo de intentar conocer desde dentro que es lo realmente se cuece, me descargo la App, elijo un par de fotos entre mi escaso repertorio (siempre he sido más de estar detrás de la cámara y no delante de ella) et voilà. ¡Hora de ponerse manos a la obra! Establecer el plan de actuación era muy importante: solo 3 fotos y la universidad en la que estudié serían los únicos datos proporcionados. Ahí fui, sin bio y tan pancha. Lo cierto es que no me gustan las presentaciones, está bien crear cierto misterio. Yo con escasa información y otros currándoselo para llamar tu atención, me he encontrado desde “el fisioterapeuta del amor” a grandes poetas del siglo XXI como el siguiente “Te quiero a ti, se que por x o por y de muchas serás a la que conoceré, por pura casualidad, adelante…”. El segundo punto de este plan de actuación era, y  lo siento por los menores de 24 pero no tenía ganas de crear falsas esperanzas entre los más adolescentes, establecer el rango de edad entre los 24 y los 32. Tinder da la sensación de ser un supermercado…y dejarte guiar por una foto es dejarte llevar únicamente por lo físico…y eso no debe ser así (o esa es mi humilde opinión).

tonder

Así que match viene y match va, me junté con unos 60 chicos con los que poder establecer conversación. Antes de proseguir con mi relato, voy a dejar clara que hay una cierta tendencia a los selfies en el espejo con morritos y marcando abdominales… Tampoco nos gustan las fotos de vuestra ropa interior. Así que si algún chico está leyendo esto que tome nota. Retomando el tema de establecer conversación con mis posibles víctimas, lógicamente no tengo tanto tiempo, ni habilidad para escribir a la velocidad de la luz en el teléfono. Y como mis intenciones tampoco eran ligar desde Tinder, tampoco me agobié excesivamente…Dejé que fueran ellos los que quisieran establecer conversación conmigo.

Decir que quería escribir un artículo sobre mi experiencia en Tinder e intentar conocer como actúan los hombres en este lugar, parece que debe ser un recurso muy utilizado por el género femenino porque nadie me creía. Entre toda esa masa de hombres directos que querían intentar conseguir mi número en las 3 primeras frases, otros tantos se preocupaban más en saber qué estaba buscando en ese lugar que cualquier otra cosa. Supongo que para ahorrar tiempo… Aquí dejo el top 5 de grandes inicios de conversaciones…”Estás para comerte”, “Bonita sonrisa”, “¿Sexo?”, “¿Qué buscas?” “¿Qué haces en Tinder?

tinder match

Labrarme mi propia opinión sobre lo que la gente busca en Tinder es mucho más fácil que intentar comprender el punto de vista masculino. Aún así, me he encontrado a algún buen samaritano que ha querido responder a unas cuántas preguntas. El primero que ha querido contarme la visión del género femenino ha sido un barcelonés asentado en Portugal, por alguna razón según Tinder estaba más cerca de la distancia real que separaba mi casa de la suya. En realidad, intentaba camelarme de mala manera diciendo que no había ligado en Tinder porque él aún no me había invitado a cenar. Tras mis negativas, probó una nueva técnica… ofrecerme el contacto del pequeño Nicolás para poder entrevistarlo. Adjuntó un pantallazo de su agenda para demostrar que no era un fantasma… pero vamos que si lo era. Su visión de las chicas me llamo especialmente la atención, según su punto de vista las chicas estábamos ahí para subir nuestro autoestima a base de likes. Su gran teoría es que si una chica solo sube fotos de su cara y ninguna de su cuerpo, es que no le gusta su cuerpo o está rellenita; así que intentan captar la atención con su cara. Este especimen dió mucho de sí en realidad, intentó convencerme de que este artículo ya estaba más que escrito y que probara a escribir sobre los chicos que parecen majos en Tinder pero son mujeriegos. Vamos, más claro agua, estaba hablando de si mismo.

No todo iban a ser fantasmas por Tinder.Bruno fue el primero de ellos… Lógicamente, diré solo sus nombres para mantener la confidencialidad, porque además no he pasado la línea de quedar con alguno de estos chicos en persona. Si eso pasa, seguro que da para otro largo artículo. Dado que la mayoría de los chicos eran demasiado directos, decidí preguntarle si era así en el caso de las chicas y esto es  lo que piensa “En mi caso en particular no he visto que las chicas sean más directas por aquí. Supongo que la mayoría pensarán (correctamente en mi opinión) que la mayoría de chicos que están en una red como Tinder sólo buscan sexo con ellas, y por ello tienen precaución por quién se encuentran al otro lado de la pantalla ” Su visión sobre alimentar nuestro autoestima en Tinder concuerda un poco con la visión del barcelonés fantasma pero de una forma mucho más coherente y con dos dedos de frente “Casi la mitad de las chicas con las que conseguí compatibilidad en el Tinder, una vez que les hablo nunca llegan a hablar o contestan en monosílabos, por lo que no muestran mucho interés en conocer a aquel al que le dieron like. Eso me hace pensar que hay un porcentaje alto de chicas en Tinder que le dan a like a todos o casi todos los chicos para ver cuántos les dan a ellas y así subir su autoestima. En ese sentido creo que la mayoría de chicas saldrán reforzadas, ya que apuesto porque la mayoría de chicos darán like a un muy alto porcentaje de chicas”. 

chica tinder

Y en medio de ese aluvión de chicos, llegó el momento de encontrarme a un extranjero, Miguel de Polonia (que nunca llegaré a saber si es verdad o me estaba vacilando) dijo que al parecer Tinder funcionaba distinto en su país. Mi curiosidad hizo que le preguntara sobre cómo iban las cosas allí. Me esperaba una respuesta que dijera que éramos unas secas por estos lares o que allí era más complicado hablar con una chica… Me tendré que quedar con las ganas porque esto ha sido lo que me ha contado“I just have Tinder for fun. Not for meet people, you know? For me it’s funny just joking with you, for example like I told you at the beggining, when I asked you for a map”.

La gran incognita, la pregunta del millón, lo que llevas esperando todo este tiempo para decidir si abrirte o no Tinder ¿qué buscamos en este lugar? Bruno nos da su visión “La mayoría de las chicas suelen buscar algo serio y la mayoría de chicos suelen buscar sexo” que concuerda en parte con la de Alejandro “Pienso que es más para relaciones informales, aunque nunca se sabe, las cosas pueden llegar a ser formales en cualquier caso”. Y si te estás preguntando mi opinión personal hacia Tinder, estate atento. Y más si eres hombre, así podrás tener una visión femenina, o al menos mi visión. Usar Tinder como una forma de encontrar sexo fácil y rápido me parece absurdo. Desde mi punto de vista, y cada uno es libre de concordar o no con mi visión, creo que para tener sexo con alguien se necesita tener química con la otra persona… y eso es algo que no se puede saber mediante una conversación a través de una pantalla. ¿Tinder como forma de conocer gente (y quien dice gente dice chicos)? No lo veo tan mal. En los tiempos que corren donde nuestras ajetreadas vidas nos quitan tiempo para conocer gente en persona puede ser un buen método para algunos… Pero yo soy más de conocer a gente en un bar, en el parque o donde cuadre pero cara a cara, siempre.

Mi paso por Tinder ha sido breve y abrumador. He intentado darle una oportunidad y no puedo negar que no haya encontrado algún chico que parecía interesante y con el que compartía alguna que otra cosa.Pero hay algo que aún no me he atrevido a hacer, traspasar la línea de dejar de esconderme tras una pantalla y pasar a una conversación en la vida real.  Así que he hecho lo que mejor se me da ¡desaparecer con una bomba de humo! Si alguno ha sido afortunado y se ha ganado mi teléfono, me lo reservo, nunca se sabe si esto puede dar para una segunda parte. Y los que no lo han conseguido pero han acabado encontrando mis aventuras en Tinder, lo siento chicos… no quería herir vuestros sentimientos.

¿Quieres leer más historias como esta? ¡Síguenos!