Contaminación diesel en Alemania

 | 

En algunas grandes ciudades de la Alemania, país con una gran conciencia ecológica, la alarma saltó recientemente al superarse los límites de contaminación considerados tolerables por la directiva de la UE en vigor desde enero.
Miembros del Partido Verde, socio de los socialdemócratas en la coalición de Gobierno, se apresuraron a pedir a la prohibición del tráfico rodado los domingos, una propuesta con pocas posibilidades de prosperar, pero que ha alarmado al sector automovilístico y a los empresarios en general.

Las empresas automóvilísticas alemanas han sido acusadas de boicotear la incorporación de filtros antipartículas en sus modelos con motor diesel, que suponen el 44% de los turismo que se venden en la actualidad en el país bávaro.

No es comprensible que las marcas francesas pertenacientes al grupo PSA y Renault ofrezcan este elemento en sus vehículos y que, por contra, un país con el renombre en el sector como lo es Alemania no sea ejemplo de ello.

Mercedes-Benz y Volkswagen se han comprometido a incorporar el filtro a partir de otoño y BMW en el 2006.

Algunos analistas consideran que podrían dejar de venderse unos 30.000 automóviles diesel en los próximos meses, un pronóstico poco favorable para el sector, que registro en enero un descenso del 3 por ciento en las ventas de vehículos en Alemania.

Parece que la amenaza va en serio, tan sólo cabe esperar la reacción de la industria del automóvil alemana de forma ejemplar pues estos datos han creado inseguridad entre los alemanes a la hora de invertir en una industria que en Alemania emplea a una de cada siete personas.

Vía: Agencia Efe