¿Han cambiado mucho los coches los últimos treinta años?

 | 

Puesta a punto ha comparado el clásico modelo 1500 de Seat con su homólogo actual y, a la vez, modelo más reciente, el Toledo. El mismo tipo de coche pero con conceptos de vehículo familiar muy dispares y muchos años de por medio.

El nuevo Toledo ha desatado numerosas críticas contrarias a su “furgonetización”, muy en la línea de lo siguiente:

No dudamos que el Toledo 2.0 FSI sea mejor coche que el 1.500, ya que en el plano técnico se encuentran a años luz.

Pero lo que no podemos negar, es que el “viejecito? 1.500 de 1963 tiene una carrocería con un aire de representación y elegancia mucho mayor que la del Toledo de 2005.

Poco más que decir al respecto…

El confort está a años luz

La mecánica del 1500 es un motor de 1481 centímetros cúbicos y rendía una potencia máxima de 72 cv, suficientes para impulsar al viejo Seat a más de 140 km/h. El toledo, por su parte recurre a un (en este caso) a un 2.0 FSI de 150cv.
Misma categoría, marca, combustible… y cuarenta años de evolución de por medio

Vía: Puesta a Punto

Lee a continuación: Entretenida página de Dodge