comscore
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Opinión

2 MIN

Parece que algo por fin está cambiando

Esta mañana, en medio de otros pensamientos nada relacionados, me ha venido a la cabeza la presentación de la Clase S de Mercedes con motor híbrido. Este recuerdo, que a primera vista carece de la más mínima importancia, me ha hecho reflexionar sobre la gran cantidad de modelos “ecológicos” que últimamente presentan las marcas más poderosas de la industria del automóvil. Hoy, sin ir más lejos, acabo de leer en km77.com sobre la presentación del Lexus GS 450h, propulsado por un motor 3.5 l y un propulsor eléctrico.

Parece que la imparable subida en el precio de los carburantes y la cada vez más inminente escasez de estos ha facilitado la apuesta del sector por otras fuentes de energía. La gran mayoría de novedades en este sentido son vehículos híbridos, siguen utilizando gasolina, pero es un primer paso, quizás un “remiendo” si se prefiere, pero avanzan en la dirección adecuada.

La popularización de este tipo de vehículos abre la puerta a nuevas versiones, cada vez más potentes, cada vez más ecológicas y lo más importante, cada vez más “normales”.

Quizás este era uno de los mayores obstáculos en vehículos ecológicos hasta ahora. La gran mayoría de modelos de años atrá no dejaban de ser una especie de prototipos futuristas sin mayor sentido que el de la distinción. Hoy en día, la gran apuesta de marcas como Honda con la última variante del Civic IMA (aparte dejamos los esperanzadores avances en vehículos de hidrógeno, la verdadera alternativa al petróleo) y, sobre todo, Toyota/Lexus con el Prius, GS 450h, RX 300, etc. por cohes “normales” ha conseguido que la gente, cada vez más concienciada, le pierda el miedo y se haga con uno de estos vehículos.

Motivos pues, todos ellos, de esperanza en el campo del respeto al medio ambiente. Sólo nos queda esperar que los estados más desarrollados sigan el ejemplo de una de las industrias más potentes del mundo.