Ferrari F40, el biturbo que hizo historia en Ferrari

Alejandro Ulla  | 

Cuando, hace unos días os recordábamos la historia del Countach de Lamborghini, os hablábamos de uno de los coches más exclusivos dentro de su marca y de uno de los más admirados de la historia del automóvil reciente. Pues bien, no podíamos dejar así la cosa, sin nombrar al modelo que rivalizó con este y, durante un tiempo, con su sucesor: el F40.

A finales de los 80, en 1987 Ferrari celebraba su 40 cumpleaños como constructor de sus famosos deportivos. Por aquél entonces ya había alcanzado el buen nombre que aún atesora y, para celebrar esos 40 años de hegemonía se decidió sacar a la venta un modelo hiper exclusivo, evolución del GTO, aunque muy distante a este, nacía así el F40 (de ahí su nombre).

El F40 está propulsado por un motor 2.9 l V8 biturbo que desarrolla 478 cv (nada menos que 165 cv/litro de cilindrada) que, unido a su reducido peso de 1100 kg le proporciona un ratio peso/potencia de sólo 2,30 kg/cv. Esta impresionante relación consigue que el F40, nacido hace casi 20 años, realice el 0-100 km/h en 3,5 s, siendo su velocidad máxima 324 km/h.

Es importante hacer mención a estos datos, no sólo porque son espectaculares, si no porque definen la esencia del coche. Cuando el F40 salió al mercado no lo hizo pensando en la comodidad o los detalles de calidad, lo hizo pensando en ofrecer un coche con las prestaciones suficientes para poder meterlo en un circuito y competir a un nivel profesional. Como anécdota decir que sólo se vendía en color Rojo Ferrari, por lo que los modelos de otros colores tienen que ser modelos repintados.

Cuando el F40 nos dijo adiós, aparecieron sus sucesores, por aquél entonces aparecía el F50 y tras este, el modelo actual, el Enzo.

Vía: Conceptcarz, Motor Web, autosrapidos

Si queréis, aquí tenéis algunas fotos

Lee a continuación: Porsche Gemballa GT 500

Ver todos los comentarios 29