CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Coupés

5 MIN

Renault Fuego GTX vs Volkswagen Scirocco GLi vs Audi Coupé GT 5S

Alejandro Ulla | 12 Abr 2006

Cuando la actualidad demanda información sobre comparativas Megáne Renault Sport, Golf GTI o Audi 3.2, nosotros echamos la vista atrás y nos hacemos eco de esta comparativa de la revista AUTOMOVIL nº 38, de MARZO de 1981 que se encuentra publicada en Piel de toro. Ya han pasado 25 años desde la comparativa y ya por aquel entonces el estilo de los diferentes fabricantes quedaba perfectamente diferenciado:

Hay para muy diferentes gustos en lo que se refiere a los puestos de conducción: Un asiento bajo e instrumentos anticuados en el VW Scirocco, estilo burgués de Audi 80 en el representante alemán y gran confort con graciosos defectos en los detalles en el Renault Fuego.

Cada firma presenta, en este sentido, su propia visión de las cosas. Así, el conductor del Renault Fuego no debe sorprenderse si, por falta de conocimiento o descuido, se queda sin luz en plena noche. Quien conduzca el Audi Coupé, acabará con tortícolis de mirar los pequeños instrumentos adicionales situados en el centro de la consola, mientras que en el Scirocco sólo los muy introducidos saben cómo poner en funcionamiento el limpia-parabrisas posterior, que se ofrece opcionalmente.

Por aquél entonces el Scirocco ya contaba con años de experiencia. Era el modelo con más tiempo en el mercado de los tres y eso le traía algunos problemas:

Sin depender directamente del gusto, sino más bien de unas típicas ideas alemanas referentes a las opciones, se confeccionó la lista de equipamiento del Audi coupé. El comprador potencial no comprenderá nunca el por qué debe pagar aparte el limpia parabrisas trasero, los elevalunas eléctricos y la servo-dirección, cuando un Renault Fuego GTX ofrece todas estas mismas comodidades de serie. Y eso sumado a que el precio básico del Audi es ya el más alto.

También el VW Scirocco debería bajar avergonzado sus dobles faros cuando se habla de precio final; por las llantas de aleación ligera cobran una buena cantidad extra, y los elevalunas y la servo-dirección no saldrán hasta la primavera, ya en el modelo próximo.

Y por fin el apartado más importante en este tipo de coches, las prestaciones. Aunque se trata de automóviles con tracción delantera, su comportamiento prometía una gran cantidad de emociones, ayudados por sus potentes motores de 110 cv y 115 cv (el Audi):

El Audi Coupé y el Renault Fuego se inclinan demasiado en curvas rápidas, mientras que el VW Scirocco, bastante más duro, aguanta todos los radios con muy poco balanceo. Sobre terrenos irregulares, en cambio, no llega a ofrecer el mismo confort que sus dos oponentes.

Lo que sienten los conductores en los respectivos coches también depende en gran medida de la dirección. En el Audi coupé GT 5S -¡qué denominación tan grandiosa!- se agradece bastante la servo-dirección, que se puede adquirir opcionalmente. Por una parte, facilita la conducción de este móvil cuniforme de algo más de media tonelada de peso, pero por otra, en cambio, no ofrece un contacto muy directo con la calzada.

A pesar de la dirección asistida, el volante del Renault Fuego GTX actúa más directamente. Cuando se circula a gran velocidad, el conductor incluso olvida a veces que se trata de un modelo de tracción delantera, porque la influencia de tal peculiaridad apenas es perceptible.

Una dureza clásica y la tendencia a trabajar fuertemente caracterizan a la dirección del Scirocco, que debe manejarse sin ayuda del servo. Sin embargo, el conductor ha de tener reacciones rápidas: El retorno del volante es demasiado brusco y quien no preste atención, recibirá un golpe en los dedos con los radios de metal no protegidos.

Para terminar, os dejamos las conclusiones, seguramente mucho más cercanas a las de los modelos actuales de lo que en principio os imaginaríais:

La potencia del motor y la forma en que ésta se manifiesta serán probablemente los puntos más importantes para todos los adeptos al Scirocco que se decidan por su compra y no quieran esperar a que aparezca su sucesor. Lo que sí deberán aceptar es una carrocería en parte anticuada con defectos de equipamiento y confort.

Los que tengan el valor de lanzarse por nuevos caminos y se entusiasmen con el estilo de vanguardia del Renault Fuego, pueden darse por satisfechos con dicho coche. Sin embargo, deberán hacer la vista gorda en algunos detalles (por ejemplo, las manillas de las puertas), disfrutando más del completo equipamiento.

El nuevo Audi Coupé puede recomendarse a todos aquellos que aprecian la marcha suave, como la seda, del motor 5 cilindros y una agradable carrocería. En cuanto a los defectos, tendrán que soportar una reducida visibilidad hacia atrás, una posición de conducción en ningún modo óptima para personas de poca estatura, y una dirección muy nerviosa.

Objetivamente, debe hacerse constar que el cliente recibirá más a cambio de su dinero con el Renault y menos con el Audi, mientras que el V W Scirocco se encuentra casi en el centro. Y el público ya ha descubierto esta excelente relación coste/ventajas: Sólo seis semanas después de su «premier», ya se habían vendido 7.500 ejemplares del Fuego.

Vía y especificaciones técnicas: Piel de toro