Volkswagen sigue tensando la cuerda en España

 | 

Volkswagen ha confirmado que trasladará parte de la producción del Polo a la República Checa, hecho que no ha sentado bien en el ya de por sí enrarecido ambiente de la planta que la marca tiene en Navarra.

La decisión se ha tomado tras la negativa de la plantilla de aceptar el nuevo convenio de los trabajadores. La medida se entiende en el comité de empresa como una medida de presión para que los trabajadores, al final, firmen. La reducción será de 100.000 unidades anuales (un tercio del aproducción total) y hará que las huelgas, que duran ya 15 meses se recrudezcan. Aún está muy reciente el problema de la planta Seat de Martorell, también perteneciente al grupo alemán así como uno muy similar en la fábrica que Opel tiene en Figueruelas.

Vía: Autoblog en español

Lee a continuación: Camiseta gasolinera