Tesla EV Roadster, algo diferente (mejor)

 | 

Fabricado en Silicon Valley, cuna de los centros de alta tecnología, el Tesla EV Roadster está llamado a encabezar una revolución necesaria en el mundo del automóvil. El Wrightspeed X1 da buena fé de que es posible un coche potente y limpio como el Tesla.

Hace unos días os comentamos el lanzamiento del documental ¿Quién mató al coche eléctrico? en los EEUU. En él se cuanta la historia del EV-1 de GM, un coche eléctrico prometedor lanzado al mercado en 1996. El EV-1 alcanzaba los 129 km/h y tenía una autonomía de unos 200 km. Nos preguntábamos hasta donde habría llegado la tecnología actualmente si no se hubiera hundido el proyecto por culpa de interese de las petroleras y hemos obtenido una respuesta a medias.

Tesla EV Roadster

Sin la intervención de las grandes empresas con sus enormes inversiones y centros de desarrollo se ha conseguido crear un coche que reúne todo lo necesario para triunfar. A primera vista es un coche realmente atractivo, con un diseño impecable, nada que ver con los prototipos de coche seléctrico de diseño esperpéntico de antaño. Ya metidos en materia analizamos su mecánica, alimentada por 6.831 baterías de litio-ion que se recargan en 3,5 horas. Acelera de 0-100 km/h en 4 segundos, alcanza los 209 km/h y tiene una autonomía de más de 400 km.

Su precio alcanzará los 80.000 €, pero eso, para alguien capaz de gastárselos en un deportivo, no debe de ser problema. Esperamos con impaciencia más modelos de este tipo (al alcance de todos los bolsillos) para olvidar la tiranía del petróleo.

Vía: Motorpasión
Más información: Tesla Motors