El Crash Test más duro del mundo

 | 

Ni Euroncap na nada, sin duda este es el crash test más riguroso del mundo y hay razones para ello. Son pruebas de choque de vehículos de transporte de productos radiactivos realizados en 1977 en EEUU.

La primera prueba es de un vehículo con 22 toneladas de combustible chocando a 60 millas por hora (100 km/h) contra un muro de 690 toneladas de hormigón. El barril no sufrió daños. Luego se limpió y se lanzó, esta vez a 84 millas por hora (140 km/h) contra el mismo bloque. Tras este impacto sólo presentaba algún daño sin importancia, increíble.

En el tercer impacto un barril con 25 toneladas de combustible sufre el impacto de una locomotora a 81 millas por hora (135 km/h). Tras esto la capacidad de almacenaje de residuos del barril no sufría daños que alertaran de posibles pérdidas.

Por último, un tren con un barril de 74 toneladas fue lanzado contra un bloque de hormigón a 81 millas por hora. Luego se colocó en una piscina con combustible para jets, que arde de forma más violenta de la que lo puede hacer un tren. Se mantuvo al fuego durante 90 minutos soportando temperaturas de 1400 grados Farenheit (760 grados Centígrados), pero dentro del barril no se sobrepasaron los 300 grados Farenheit (150 grados Centígrados), insuficiente para derretir las barras de residuos nucleares usadas.

Vía: Google Video
Más información: Nuclear Energy Institute

Lee a continuación: Drag Tag, carreras sobre rodillos