BMW F1 en Nürburgring

Alejandro Ulla  | 

Hacía 31 años nada menos que un coche de Fórmula 1 contemporáneo no recorría el viejo trazado de Nürburgring Nordschleife.

El encargado de romper la racha fue un coche de la tierra, un BMW F1 conducido por un piloto de la misma nacionalidad, Nick Heidfeld. Nick dió tres vueltas a la pista, siendo la más rápida la segunda de ellas. En esta marcó un tiempo de 8:34 minutos y una velocidad máxima de 275 km/h.

Las únicas modificaciones que se le realizaron al coche fue un cambio inusualmente cerrado y una suspensión en la posición más alta posible debido al estado del asfalto.

Vía: WorldCarFans

Lee a continuación: Baño portátil con motor de Boeing: 1000 Cv

Ver todos los comentarios 0