Fábrica Trabant, vídeos

 | 

El pequeño Trabant, ese cochecillo que fue todo un símbolo de Alemania oriental y que acabó pasando del orgullo a la decadencia, ese pequeño coche en el que, según cuenta la leyenda, alguien se atrevió a cruzar Europa, era fruto de un trabajo casi de artesanía.

En los vídeos podéis observar el proceso de producción de un coche que nació tecnológicamente desfasado y que desquició a sus propietarios debido a sus reiteradas averías. El estado de la planta no parece malo (seguramente había sido adecentada para el vídeo), pero su tecnología y espectacularidad contrasta radicalmente con las de Ferrari o McLaren, que también os habíamos mostrado.

En el primer vídeo podéis ver el inicio del proceso. Desde que llega la carrocería hasta que sale con la mecánica montada. En el segundo vídeo se ve como unos operarios carroceros le dan los últimos retoques a la carrocería. Veréis que la tecnología de la fábrica aseguraba el “perfecto ensamblaje” de todas sus piezas.

A mayores os mostramos el anuncio del Wartburg 1000, la segunda y poco exitosa versión del Trabant. Por cierto esta segunda generación se vendió en España.

Vía: autoblog.nl
En Diariomotor: El Trabant autobús, Buscando coche barato, El Trabant más largo del mundo

Lee a continuación: Crónica de cómo un Trabant puede atravesar Europa… no sin problemas