A vueltas con el nuevo impuesto de matriculación, ¿habrá subida o no?

 |  @davidvillarreal  | 

En los últimos meses se ha hablado mucho acerca de la idoneidad del gravamen actual del impuesto de matriculación basándose en las emisiones de CO2 del vehículo, un sistema que se ponían en marcha en 2008. El objetivo primordial era el de fomentar la adquisición de vehículos más eficientes, eximiendo de pagar impuesto alguno a aquellos automóviles por debajo de los 120 gramos de CO2 por kilómetro y de paso animar a los fabricantes a mejorar los consumos y reducir los “humos” de sus productos.

Se podría decir que en parte el objetivo se ha conseguido y hoy en día buena parte de los vehículos comercializados en España emiten menos de 120 gramos, algunos incluso menos de 100. Es por eso que el Ministerio de Industria se planteaba la posibilidad de endurecer el impuesto de matriculación y según el borrador al que tenía acceso el diario El País gravar a todos aquellos vehículos con unas emisiones de CO2 por encima de los 100 g/km.

Lógicamente el sector de la industria del motor española, con el presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM) a la cabeza, no tardó en mostrar su rotundo rechazo ante esta medida recaudatoria que implicaría dejar fuera del primer tramo a casi el 97% de los coches que actualmente se ven exentos del impuesto de matriculación. Estaríamos hablando de un sobrecoste medio en torno a los 997.5€. En definitiva, un buen mazazo para un sector que tras la crisis intenta recuperarse a duras penas.

Tras filtrarse este borrador el Ministerio de Industria no tardó en lanzar un comunicado para desmentir que se haya propuesto alguna subida del actual impuesto de matriculación de los automóviles en el marco de la futura ley de eficiencia energética. La iniciativa legislativa estaría en estos momentos en fase de análisis y buscaría el apoyo del sector.

No me queda la menor duda de que el sistema actual del impuesto de matriculación habría quedado desfasado, por lo que habría que plantear nuevos métodos para incentivar la compra de vehículos más eficientes y analizar otros criterios más allá de las emisiones de dióxido de carbono, por ejemplo los óxidos de nitrógeno. La medida no sólo sería justa sino también coherente con el cumplimiento de las futuras normativas anticontaminación Euro 5 y Euro 6.

¿Sería justo eximir del impuesto de matriculación únicamente a los vehículos por debajo de los 100 g/km de CO2? ¿Sería contraproducente? ¿Qué soluciones se os ocurren al respecto?

Fuente: El País | Ministerio de Industria | Ion Comunicación
En Diariomotor: Impuesto de Matriculación y emisiones contaminantes, ¿es necesaria otra reforma? | Normativas anticontaminación Euro 5 / Euro 6 y el dióxido de carbono

Lee a continuación: Toyota, la marca de automóviles más valiosa

  • Jvi

    ¡Ay dios!  No puedo creerme que el gobierno haya “dicho” algo y luego haya salido corriendo a desmentirlo. De verdad, como somos…

  • Miguel-on

    Han salido a desmentirlo por que hay elecciones. Cuando pasen vereis como nos atizan una vez mas.

  • Es lo mismo impuesto de matriculación que el impuesto que hay que pagar cada año al ayuntamiento por tu coche? Me da que no, porque el impuesto del que habla la noticia se paga una sola vez cuando te compras el coche nuevo. Y este se paga cada año al ayuntamiento de tu localidad.

  • jorge

    Cuantas veces habrá que decir que el coche emite algo más que CO2…. hay muchos más gases que emiten y mucho más nocivos para la salud, no sólo es CO2 y “florecillas” por el tubo de escape, y si, se llevan la “palma” los coches de ciclo diésel que emiten mucho más dióxido de nitrógeno y partículas que causan las famosas boinas de contaminacion en grandes ciudades. Y aunque es cierto que los coches de ciclo diésel consumen menos, cada litro de diésel consumido emite más CO2 que un litro de gasolina.