Esta es la historia del Buick GNX, el M3 americano del que los Corvette no querían oír hablar (1987). Foto 2 de 10.