Si quieres evitar averías, no apures el tanque de combustible hasta la última gota. Foto 1 de 4.