Celebrando la potencia americana con los muscle cars más excesivos: Born to Run. Foto 1 de 17.