Matt Stone Racing compró uno de los Commodore ZB que utilizó Jamie Whincup en esta temporada del Supercars para asignarlo al piloto Todd Hazelwood, quien correrá con ese coche en el 2019. Que la estructura oficial Holden venda algunos de sus chasis ha representado una gran noticia para muchos equipos ya que tendrán acceso a un material ganador.

Continuar leyendo »

Roland Dane, jefe del equipo Triple Eight Race Engineering, anunció que está a la venta el Holden Sandman wagon que se utilizó como coche de pruebas para el prototipo de motor V6 turbo desarrollado por General Motor para el Gen2 del Supercars. Posteriormente se transformó en un coche promocional de Red Bull Racing.

Continuar leyendo »

Ryan Walkinshaw, copropietario de Walkinshaw Andretti United, comunicó que en las instalaciones del equipo se ha desarrollado un proyecto para que el Camaro pueda competir en el Supercars a partir de 2020. Un estudio basado en CFD acerca de la factibilidad de que el coche se adapte al chasis avalado para la competición ha sido enviado a directivos de General Motors y se espera por una decisión al respecto. Para el constructor norteamericano no está fácil aprobar la propuesta ya que significaría ponerle fin al programa Holden puesto que el Camaro pertenece a la división Chevrolet.

Continuar leyendo »

Si bien el actual contrato entre Holden y la escudería Triple Eight Race Engineering, ahora Red Bull Holden Racing Team, culminará a finales de 2019, el fabricante filial de General Motors analizará su continuidad en el Supercars debido a varios factores. Uno de ellos es el poco éxito comercial que ha tenido el ZB Commodore, a pesar de ser el mejor coche del torneo. El otro tendría que ver con la introducción del Ford Mustang, lo que en teoría supone que General Motors compita con el Camaro a partir de 2020. En este caso, una de las alternativas que se analiza es entregar los ZB Commodore al equipo Walkinshaw Andretti United.

Continuar leyendo »

Por primera vez un chasis que compite en el Supercars será subastado, en este caso Lloyds Classic Car Auctions venderá uno de los Holden Commodore del equipo Walkinshaw Andretti United asignado al piloto Scott Pye. Se indicó que será el chasis con el que Pye ganó en Albert Park y se entregará listo para competir, inclusive podrá ser inscrito en la Bathurst 1000.

Continuar leyendo »

La Royal Australian Mint anunció el lanzamiento de una colección de 12 monedas de 50 centavos con las imágenes de los más emblemáticos coches de Ford y de Holden que participaron en el campeonato australiano de turismos. Un total de 360 mil monedas estarán disponibles al público y además los compradores tendrán la ocasión de participar en una consulta popular para determinar cuál es su coche favorito.

Continuar leyendo »

22 de agosto de 2018

En víspera de Los 1000 kilómetros de Bathurst se subastarán veintiocho de los coches más famosos que utilizó el legendario piloto australiano Peter Brock. En la lista figura el HDT VK Commodore Grupo C, conocido como El Big Banger, con el cual dominó el Campeonato Australiano de Turismos en 1984 y por el que calculan un precio de venta de al menos dos millones de dólares.

Continuar leyendo »

La publicación australiana Speedcafe está realizando una encuesta para conocer la opinión de los seguidores del Supercars acerca del hipotético ingreso del Chevrolet Camaro al campeonato para confrontar al Ford Mustang que estará en los circuitos a partir de 2019, con total apoyo de Ford Performance. El Camaro y el Mustang han mantenido una intensa rivalidad en todos los ámbitos desde hace cinco décadas y tal enfrentamiento podría relanzar el campeonato de turismos australiano, con todo y que la participación de coches como el Mustang no estaba en ninguno de los planes.

Continuar leyendo »

Hace apenas algunas semanas se indicó que Ford no tenía interés en permanecer en el campeonato de turismo australiano si el nuevo reglamento, conocido como Gen2, se aplicaba de forma estricta, sobre todo en lo que respecta al uso de los motores turbo a partir de 2019. Pero tras el sorpresivo anuncio de Holden, de pausar indefinidamente su programa V6 turbo, la organización del campeonato decidió engavetar importantes propuestas establecidas en el 2014, que en teoría representarían el futuro de la categoría, para permitir que los grandes motores V8 de cinco litros permanezcan con vida. Un fenómeno digno de analizar si se toma en cuenta la dirección de la competición en esta era.

Continuar leyendo »