¿Construir un Mustang en lo alto del Empire State? Es posible en el FordHub de Nueva York

Iván Fernández

Un espacio dedicado al automóvil, creado sin la intención de venderte un vehículo. Ford abría a principios de año el que era su primer HUB, un centro específico que gira en torno al pasado, presente y futuro de las cuatro ruedas. Tiene como escenario Nueva York, concretamente en el Oculus, el centro de transporte ubicado en las cercanías del World Trade Center, en lo que promete ser un lugar de reunión y de esparcimiento cultural para todos aquello amantes de la movilidad más allá del concepto actual del automóvil.

En el bautizado como FordHub, el fabricante de Detroit no sólo ha querido realizar un paseo por todos los modelos de su historia de una forma ‘distinta’, sino que también ha querido presentar una experiencia a todo aquellos que lo visitan en la que ver cuál puede ser el futuro del transporte y el de nuestras ciudades. La intención es la de crear un ‘museo’ interactivo, una forma de movernos por, y con, las distintas etapas del automóvil.

Aunque posiblemente una de las estancias más espectaculares de la visita será sin duda el anteriormente mencionado “repaso a la historia de la marca del ovalo azul”. En lugar de recurrir a una pequeña exposición de vehículos, fotografías o un largometraje en los que nos narren año por año los pasos datos por el fabricante estadounidense, se ha preferido cubrir las paredes con 5.412 recreaciones en miniaturas de los vehículos fabricados por Ford. Cada uno de ellos cuenta con LED’s que cambian de color utilizando un sensor LIDAR, el mismo que Ford utiliza en sus vehículos autónomos, para detectar los movimientos de los visitantes y crear distintos patrones de luces.

Habrá otros expositores en los que además de colorear nuestro coche del futuro podremos llevarlo posteriormente a un modelo virtual en 3D, o incluso configurar a través de una tablet el que es nuestro modelo de Ford ideal y si nos convence el resultado, que nos pongan en contacto con el concesionario más cercano para lograr hacerlo realidad.

La realidad virtual te ofrecerá la posibilidad de ensamblar tu propio Mustang como si fueras uno de los empleados de las factorías en las que se produce el “Pony”, pero en este caso en un marco incomparable, en lo alto del Empire State. Ellos lo han denominado como “Mustang over Manhattan”. Se consigue gracias a la utilización de las aplicaciones 3Dexcite de Dassault Systèmes, potenciadas por la plataforma 3DExperience, para crear una experiencia de realidad virtual que transporte a los visitantes de su HUB en Nueva York a la azotea del Empire State Building. Con ella, se propone no sólo entretener al visitante, sino también revivir un momento histórico, cuando en 1964 Ford llevó un Mustang precisamente a ese mismo lugar.

La gran pantalla se convierte en otro de los principales atractivos. En ella nos podemos encontrar la idea de Ford para el futuro de la movilidad, incluyendo car-sharing, coches eléctricos conectados y carreteras que se reparan por sí mismas. Todo ello se puede experimentar gracias a un videojuego en el que nos podremos mover por la ciudad inteligente del futuro y así descubrir también de las muchas cosas que podemos hacer mientras viajamos en un vehículo autónomo.

Si estás en Nueva York, ya sabes dónde encontrar el FordHub, donde además de ver las distintas etapas del sector del automóvil, también podremos informarnos sobre los horarios de los distintos transportes de la ciudad de Nueva York a tiempo real: las horas de salida de los trenes, a qué hora se cierra el embarque del próximo ferry a Staten Island o si el servicio de bicicletas aún tiene unidades disponibles. Se espera que San Francisco sea la siguiente ciudad en estrenar un FordHub.