Así es el innovador control de ruidos activo en el nuevo Ford Edge

Daniel Valdivielso @valdi92

El Edge es uno de los modelos más importantes y representativos de Ford. Aúna, en un sólo modelo, las cualidades de un competente SUV con la calidad y el confort de las grandes berlinas. Y es que el Edge pretende conquistar a los usuarios más exigentes, aquellos que buscan la máxima calidad y el equipamiento más avanzado.

Buena prueba de ello son los abundantes sistemas tanto de asistencia a la conducción como al confort de marcha. Faros LED, instrumentación mixta digital, control de velocidad inteligente con adecuación a los límites de la calzada, tracción integral inteligente, asistente de frenada de emergencia…todo está pensado para que cualquier desplazamiento en el Edge, desde un pequeño trayecto urbano hasta un largo viaje con toda la familia, se convierta en una gran experiencia.

Que el Edge es uno de los SUV más confortables de su segmento es algo que nadie puede negar. Para ello, Ford ha trabajado con intensidad en todos los parámetros que afectan a la comodidad de marcha, desde los asientos hasta el aislamiento tanto del ruido de rodadura como de las turbulencias aerodinámicas, obteniendo como resultado un habitáculo silencioso y tranquilo.

Uno de los innovadores “trucos” que utiliza el Edge para ello es el control de ruidos activo. Este ingenioso sistema utiliza una serie de micrófonos instalados dentro del habitáculo, capaces de detectar y separar las ondas sonoras calificadas como “ruido” de aquellas que son agradables e interesantes de escuchar como la música o una conversación telefónica.

Estos micrófonos envían la información a un potente procesador que, a su vez, es capaz de contrarrestar esas ondas sonoras indeseables emitiendo por el sistema de audio una serie de ondas con frecuencias opuestas, anulando para el oído humano esos ruidos, dando como resultado un habitáculo libre de influencias sonoras negativas.

Esta acción, completamente indetectable y “natural” para los ocupantes, mejora ostensiblemente el confort a bordo del Edge, de forma que la música se escucha de forma cristalina, las conversaciones telefónicas no tienen pérdida e incluso los ocupantes se escuchan mucho más fácilmente entre ellos, con independencia de la plaza que ocupen. Innovación al servicio de todos.