ITV: plazos de revisión y aspectos a revisar en tu coche

Daniel Valdivielso @valdi92

Nuestros vehículos también necesitan de vez en cuando pasar un chequeo. Sí, además de las correspondientes revisiones por parte de los especialistas del fabricante, en España es obligatorio someterse, periódicamente, a una Inspección Técnica de Vehículos, más conocida como ITV. La ITV existe desde hace décadas, demostrando así su importancia.

La ITV no es más que un examen técnico que inspecciona diferentes aspectos de nuestros vehículos para asegurar su correcto funcionamiento y su ajuste a la legalidad, permitiendo así su circulación por nuestras carreteras sin ningún tipo de problema. En este examen nuestro vehículo se someterá a pruebas de emisiones -a no ser que sea eléctrico-, con diferentes mediciones dependiendo del combustible, así como diferentes test de elementos como la dirección, los neumáticos, el equipo de frenado o la iluminación.

La periodicidad de las inspecciones viene dado por dos factores: el tipo de vehículo que se somete a examen y la edad. Por tanto, no es lo mismo inspeccionar un vehículo industrial -que tiene unos periodos de inspección más cortos- que un turismo. Un turismo convencional ha de pasar su primera inspección cuatro años después de su primera matriculación, de forma bianual hasta cumplir los diez años y una vez al año cuando supera la década de vida.

El coste de las inspecciones ronda los 50€, aunque puede variar dependiendo tanto del combustible de nuestro coche como de la comunidad autónoma en la que llevemos a cabo el examen. Ya hemos dicho que con esta inspección obtenemos una cierta garantía acerca del estado mecánico y técnico de nuestro coche, pero no está de más que nosotros mismos revisemos algunos elementos antes de someternos a la inspección.

Si no queremos mancharnos las manos, o simplemente no disponemos del tiempo suficiente para realizar estas tareas, existen alternativas que nos garantizan un buen resultado en toda circunstancia. Es el caso de Ford, que ofrece un servicio de Gestión ITV que nos facilita enormemente una tarea que no siempre resulta agradable.

La firma americana ofrece este servicio de gestión para todos los Ford con una edad superior a los cuatro años, ya sean turismos o vehículos industriales. Con una simple cita que se puede efectuar a través de internet, nuestro concesionario más cercano se encargará de llevar nuestro vehículo a la ITV, un servicio que nos ahorrará tiempo y dolores de cabeza, siendo, además, gratis. Tan sólo tendremos que abonar las tasas de la inspección.