· por Daniel Valdivielso @valdi92

La seguridad es un factor prioritario a la hora de adquirir nuestro nuevo coche. Y de eso, de seguridad, Ford sabe mucho. Al fin y al cabo, no hay muchos fabricantes que puedan presumir de llevar más de 125 años construyendo automóviles de forma ininterrumpida, una experiencia que se nota al sentarse a los mandos de un nuevo Ford.

La cuarta generación del Ford Focus es uno de los compactos más avanzados del mercado. Los más de 100 años de historia de la firma del óvalo azul se cristalizan en esta nueva variante del Focus, que ha llegado al mercado con una carga tecnológica a la altura de los vehículos más avanzados de la actualidad y ha logrado la máxima calificación en las pruebas independientes Euro NCAP, 5 estrellas sobre 5 posibles.

¿Por qué el Ford Focus apuesta por la seguridad?

El creciente número de vehículos en nuestras carreteras, el deterioro de las vías de circulación, las nuevas fuentes de distracción…conducir es mucho más seguro ahora que hace unas décadas, pero sigue siendo una actividad que entraña cierto riesgo. Ford apuesta con fuerza por la seguridad, siendo el nuevo Ford Focus uno de sus mejores exponentes.

Por encima de un diseño de lo más atractivo, un interior de alta calidad, sus cualidades dinámicas… el Ford Focus ofrece de serie toda una batería de asistentes a la seguridad dentro de una carrocería diseñada para proteger a los ocupantes en cualquier situación. Y es que de nada sirve ser el más atractivo del mercado si tus ocupantes no llegan a su destino sanos y salvos.

Una carrocería a prueba de bombas

Cuando un fabricante como Ford comienza el desarrollo de un nuevo modelo, sienta las bases del mismo centrando sus esfuerzos en lo que no se ve: la estructura de una carrocería que, además de ser una cara bonita, debe actuar activamente para proteger la integridad de sus ocupantes. El nuevo Ford Focus ha sido desarrollado sin escatimar en algo tan importante como la seguridad, estrenando una nueva plataforma.

La nueva carrocería es, de hecho, un 20% más rígida que la anterior gracias al empleo de metales más robustos y resistentes. Gracias a un cuidadoso diseño por ordenador, el habitáculo del nuevo Ford Focus está construido para comportarse como una célula de supervivencia en caso de accidente, preservando la integridad de todos los pasajeros.

Además, en caso de colisión grave, el sistema automático eCall realiza una llamada a los servicios de emergencia de forma autónoma, comunicando además datos sobre el accidente: posición del vehículo, número de ocupantes a bordo, número de airbags o pretensores de cinturón activados, tipo de colisión, velocidad del vehículo en el momento del impacto…

Activamente seguro

El Ford Focus está equipado con toda una batería de sistemas de seguridad activa entre los que no faltan, lógicamente, los sistemas más clásicos como un control de estabilidad ESP de última generación o un pack de airbag inteligentes entre los que destacan los airbag laterales, diseñados para alejar al ocupante de la zona de impacto, elevando incluso su brazo para dejar más espacio entre el cuerpo y la estructura.

Además, el nuevo Focus equipa también control de crucero adaptativo, alerta de tráfico cruzado, sistema de dirección asistida evasiva o un innovador sistema de iluminación activa full LED, capaz de identificar señales de tráfico u otros vehículos para adaptar la fuente de luz, mejorando la visibilidad y evitando deslumbramientos innecesarios..

Todos estos sistemas se engloban en el Ford Co-Pilot 360, un «compañero de viaje» que se encarga de hacer de todos tus desplazamientos una experiencia única.

Cuida de todos, incluso de los que no van a bordo

La mejor forma de enfrentarse a un accidente es evitarlo. El nuevo Ford Focus es capaz de reconocer situaciones de potencial peligro, reaccionando de forma preventiva para evitar un accidente. Gracias a su asistente precolisión con detección de peatones que utiliza la acción conjunta de un radar y una cámara situada en el parabrisas delantero, el nuevo Ford Focus es capaz de reconocer un vehículo, un peatón, un motorista o un ciclista hasta de noche, aplicando toda la potencia de frenado para mitigar o evitar una colisión.

Otro elemento destacable es el sistema de proyección de información en el parabrisas Head-Up Display, un sistema de información que permite al conductor conocer numerosas informaciones relevantes de un sólo vistazo sin ni siquiera apartar la vista de la carretera, limitando de esta manera las distracciones en la conducción.